¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

Absuelto el concejal Guillermo Zapata por su tuit sobre Irene Villa

La Sección Tercera de la Audiencia Nacional sostiene que su mensaje en la red encaja en el “humor macabro” pero no pretendía humillar a la víctima del terrorismo La asociación Dignidad y Justicia, única acusación en el caso, pedía un año y ocho meses de cárcel para el edil de Ahora Madrid por el mensaje en el que manifestó “han tenido que cerrar el cementerio de las niñas de Alcàsser para que no vaya Irene Villa a por repuestos”

La Sección Tercera de la Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional ha absuelto al concejal de Ahora Madrid, Guillermo Zapata, de un delito de humillación a las víctimas del terrorismo por el que había sido juzgado como consecuencia del mensaje vertido en la red social Twitter en el que mencionaba a la víctima de la banda terrorista ETA, Irene Villa. Un mensaje lanzado en 2011, cuando no era concejal, en el que aseguró que “han tenido que cerrar el cementerio de las niñas de Alcàsser para que no vaya Irene Villa a por repuestos”.

En su sentencia el tribunal presidido por el magistrado Alfonso Guevara, contextualiza ese comentario de Zapata en el marco de otros tuits en donde hablaba de distintos tipos de víctimas, como los judíos o Marta del Castillo. Unos comentarios que al parecer de los jueces, indican que más que humillar a las víctimas del terrorismo "se trataba de debates a modo de chistes macabros", utilizando “la identidad de víctimas de hechos delictivos”.

La sentencia recuerda que la doctrina del Tribunal Supremo exige que se dé el elemento objetivo del delito de humillación a las víctimas, que se produzcan actos que entrañen desprecio, descrédito o humillación de las víctimas del terrorismo y que en ningún caso encajarían dentro de la libertad de expresión”. Una situación que “no concurre en este supuesto concreto”, pues se trata de una frase que enlaza a la víctima Irene Villa con otras “infortunadas por hechos delictivos que terminaron con sus vidas”, pero de lo que “no se percibe el ánimo injurioso” contra la aludida.

De hecho, la propia Irene Villa, que declaró durante la fase de instrucción, no se sintió humillada por el tuit de Zapata.

Los magistrados concluyen que los comentarios vertidos por Zapata “seguramente sean reprobables por la desafortunada selección de las víctimas de los hechos delictivos que los protagonizan”, pero “en otro plano distinto al de la legalidad penal”.

El concejal fue juzgado el pasado 7 de noviembre por la Audiencia Nacional, después de que la Sección Segunda presidida por la magistrada Concepción Espejel levantara hasta en tres ocasiones del magistrado instructor, Santiago Pedraz, quien pretendía el archivo del procedimiento. Ni siquiera la Fiscalía quiso acusar al edil. La única acusación fue la promovida por el colectivo Dignidad y Justicia.

Cargando