Últimas noticias Hemeroteca

Viernes, 19 de Julio de 2019

Otras localidades

Guillermo Zapata se sienta en el banquillo por un tuit de 2011

  • El juez instructor, Santiago Pedraz archivó la causa tres veces mientras la Sala de lo Penal ha ido revocando cada uno de los archivos
  • El juicio se celebra con la única acusación de la asociación Dignidad y Justicia y Manos Limpias, con peticiones de 3 años y un año y ocho meses de cárcel, respectivamente. La Fiscalía no aprecia delito

Guillermo Zapata, en una fotografía de archivo. /

El concejal Guillermo Zapata se sienta finalmente en el banquillo por uno de los tuits ofensivos difundidos en su cuenta de Twitter hace cinco años en el contexto de un debate en las redes sobre los supuestos límites del humor negro. En esos tuits, citaba chistes de mal gusto contra la víctima de ETA Irene Villa, el Holocausto judío, Marta del Castillo o la banda terrorista.

Los mensajes fueron difundidos hace ahora cinco años desde su cuenta social, entonces sin repercusión pública -Zapata era un activista conocido en un reducido círculo cultural-, y cuatro años antes de presentarse por la formación Ahora Madrid a la alcaldía de la capital.

El juez instructor de la Audiencia, Santiago Pedraz, archivó tres veces las actuaciones al entender que los mensajes difundidos no tenían la intención de humillar a las víctimas. Y fue más allá, para el magistrado sentar a Zapata en el banquillo supondría convertirlo en "víctima de sus propias palabras" y podría dar lugar a la "autocensura" en otras personas. Es decir, para el juez la actuación del edil estaba "dentro de los límites del derecho fundamental de libertad de expresión" y entendía que el proceso contra Zapata había "involucionado hacia una aparente presunción de culpabilidad" y el juicio, si resultaba absuelto, le condenaría a "penas de telediario" y de "paseíllo".

Ahora será el tribunal de la Sección Tercera de la Sala de lo Penal, que preside el magistrado Alfonso Guevara, quien decida si Zapata ha cometido un delito de humillación a las víctimas del terrorismo al difundir ese tuit: "Han tenido que cerrar el cementerio de las niñas de Alcàsser para que no vaya Irene Villa por repuestos".

El pasado mes de julio, la Sala ordenó por tercera vez rechazar el archivo de las actuaciones y sentar a Zapata en el banquillo de los acusados. La decisión de juzgar a Zapata fue adoptada por la Sección Segunda de la Audiencia, presidida por la magistrada conservadora Concepción Espejel y de la que forma parte también Enrique López, ambos recusados en el caso Gürtel por su proximidad al PP. En un voto particular, José Ricardo de Prada rechazó la existencia de delito porque la propia Irene Villa dijo no sentirse ofendida y reprochó a ambos jueces que hicieran "prevalecer los personales o sesgos ideológicos".

La Fiscalía se opuso al primer archivo a la espera de tomar declaración al querellado. Una vez que Zapata acudió a la Audiencia, el ministerio público no recurrió el segundo archivo. La única acusación contra Zapata será la de la asociación Dignidad y justicia que pide para el edil un año y ocho meses de prisión y Manos Limpias que solicita tres años.

Guillermo Zapata fue apartado del cargo de concejal de Cultura dos días después de tomar posesión del cargo en las elecciones municipales del pasado mayo. Tras conocerse los tuits ofensivos, la misma tarde en la que el nuevo equipo de gobierno tomó posesión, el edil fue relevado y enviado al distrito madrileño Fuencarral-El Pardo.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?