¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

Susbríbete a nuestra newsletter

Qué debería incluir tu kit de supervivencia gastronómica 'antiTrump'

Hablamos con el responsable de una tienda especializada en catástrofes y con un cocinero adicto a las latas de conserva

¿Está tu despensa preparada para el 'trumpocalipsis'? /

Ricardo Rubio aún no ha notado un incremento en las ventas, pero todo apunta a que solo es cuestión de tiempo porque Donald Trump, la única persona autorizada a pulsar cierto botón de cierto maletín, no deja de emitir señales que inquietan a los preppers: amenazas a Corea del Norte, declaraciones sobre el conflicto entre Israel y Palestina, recordatorios sobre el ingente poder nuclear de EE UU...

"A mí viene de cuando era pequeño. Con 12 años ya tenía una mochila preparada por si pasaba algo", explica por teléfono. "Me gustaban todos estos artículos, pero en España nunca encontraba nada. En un viaje a Inlgaterra, sin embargo, descubrí que allí había de todo y decidí traerme cosas para mí y para venderlas".

El hecho de convertir su actitud vital en un negocio le ha salido especialmente rentable en momentos de crisis como el de la explosión en la central nuclear de Fukushima o la epidemia de ébola de 2014 porque en SumistrosEmergencias.com ofrece kits de supervivencia y también trajes de protección especial. Muchos de los artículos, de todas formas, están pensados para la supervivencia gastrónomica.

Desde depósitos de agua y pastillas potabilizadoras hasta diversos tipos de té e infusiones, pasando por hornillos, semillas o caramelos. Pero lo más vendido son unos kits de emergencia similares a los que llevan los botes salvavidas. En su interior hay unas galletas que pueden mantener a una persona con vida durante 72 horas. "Para aguantar hasta que te vengan a buscar", detalla Rubio.

También tiene sobres de comida deshidratada con una fecha de caducidad que ronda los 25 años. "Hay un poco de todo: espaguetis boloñesa, chile con carne, macarrones con queso, revuelto de huevo con beicon... Y cada uno ronda los 6 euros, pero también tenemos latas con 10-14 raciones por algo más de 50", dice.

¿Merece la pena invertir en una despensa de este tipo? Ricardo Rubio lo tiene muy claro: "Sea por Trump o por cualquier catástrofe natural, comida no va a haber porque las redes de distribución no van a funcionar, así que siempre es bueno tener un mínimo de comida en casa, al menos para sobrevivir hasta que se establezca un sistema de emergencia. Los ingleses, alemanes, americanos y suizos ya lo tienen".

Para prepararse un kit de supervivencia gastronómica antiTrump, de todas formas, bastaría con ir haciendo acopio de conservas. "Una lata de fabada, por decir algo, te cuesta 80 o 90 céntimos y, si cada vez que vas al supermercado te compras una, en pocos años te acabas haciendo con una buena despensa", explica el prepper.

Latas para una última cena

Hay quienes preferirían no correr el riesgo de tener que despedirse del mundo con un sobre de pasta deshidratada o un cocido de marca blanca y Falsarius Chef es uno de ellos. Por eso, aunque no le hace ascos a una lata de hígado de bacalao o a unas sardinas en aceite, asegura que el "Trumpocalipsis" le resultaría mucho más llevadero con unas cuantas latas gourmet.

El autor de El rey de las latas incluiría en un kit de supervivencia una lata de anchoas de Santoña, una de berberechos gallegos ("de los grandes"), una lata de percebes, una lata de caviar ("nunca está de más") y unos mejillones en escabeche. Pero tampoco estaría de más meter su libro de recetas en la mochila porque sería muy triste sobrevivir a la catástrofe para acabar muriéndote de aburrimiento.

Cargando