¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

Síguenos Sigue la información sobre Televisión en Twitter Sigue la información sobre Televisión en Facebook

Los creadores de 'Juego de Tronos' escogen la peor escena de la serie

La escena corresponde al primer capítulo de la serie sobre los 'Siete Reinos'

Los creadores de 'Juego de Tronos' David Benioff y D. B. Weiss han dado a conocer cuál es, bajo su punto de vista, la peor escena desde que la historia sobre los Siete Reinos, basada en la serie de novelas 'Canción de hielo y fuego' llegara a televisión en 2011.

Benioff y Weiss, acompañados de las actrices Sophie Turner y Maisie Williams, quienes interpretan a Sansa y Arya Stark en la serie, respectivamente, también han revelado, durante el Festival South by Southwest Film en Austin, Texas, que la octava y última temporada de la serie contará con tan solo seis capítulos y que el cantante Ed Sheeran hará un cameo en la próxima temporada, que llegará el próximo 17 de julio.

La escena pertenece al primer capítulo de la serie

Los creadores de 'Juego de Tronos', tras ser preguntados sobre cuál era la peor escena de la serie, han asegurado que el momento "más vergonzoso" corresponde al primer capítulo de la serie. Benioff y Weiss han escogido una secuencia en la que aparecen Jon Snow, Robb Stark y Theon Greyjoy sin camiseta mientras se afeitan.

"Si miras atentamente, te das cuenta de que están metiendo tripa con el objetivo de marcar sus abdominales", explicaba entre risas Weiss. Al mismo tiempo, Benioff comentó que, con el objetivo de no quedar mal en pantalla, los actores Kit Harington, Richard Madden y Alfie Allen, quienes interpretan a Jon Nieve, Robb Stark y Theon Greyjoy, respectivamente, se pasaron el día haciendo abdominales entre toma y toma: "Estaban todos haciendo abdominales durante las tomas".

¿Por qué publicaron esa escena?

Benioff y Weiss han asegurado que esta escena fue incluida puesto que, a la hora de rodar un episodio piloto para HBO, los directivos de la compañía no quedaron contentos y exigieron rodar más escenas para este piloto un año más tarde. Dado que en ese año los actores habían crecido, los directores decidieron disimular el hecho afeitando y cortándoles el pelo a sus actores con el objetivo de que los seguidores de la serie no notaran que los actores habían crecido entre escena y escena.

"La única razón por la que está allí es porque no había ninguna continuidad entre las escenas del piloto y las barbas estaban distintas". Por lo tanto, sirvió como recurso para evitar que los seguidores de 'Juego de Tronos' no se dieran cuenta que entre una escena y otra había pasado todo un año.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?