¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

Los sindicatos estudian una huelga mundial del personal laboral en el exterior

CCOO, UGT y CSIF exigen subidas salariales para los 7.000 trabajadores de este colectivo, que tienen el sueldo congelado desde 2009

Las protestas comenzaron en mayo en Argentina, se extendieron a países como Australia, Canadá y Suecia, y vuelven tras las vacaciones, esta vez fortalecidas con unidad sindical. Este martes comienzan paros en las sedes diplomáticas de España en Nicaragua y Finlandia, que durarán dos horas y se harán dos días a la semana; el día 8 de septiembre están llamados a parar los trabajadores de la Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo (AECID) presentes en 29 países, y las tres centrales convocantes (CCOO, UGT y CSIF) planean sumar a más países e incluso convocar una huelga simultánea en todo el mundo si el Gobierno no negocia.

Los sindicatos quieren que mejoren las condiciones laborales y, sobre todo, salariales, del personal laboral de España en el exterior. Este es un colectivo integrado por unas 7.000 personas que trabajan en embajadas, consulados y agencias españolas en el extranjero, con funciones heterogéneas (desde jardineros hasta intérpretes, pasando por muchas otras ocupaciones) y nacionalidades diversas (algunos son españoles, otros son nacionales del país en el que está su oficina, y otros son ciudadanos de terceros países).

Su único rasgo común: tienen el sueldo congelado desde 2009, y eso significa que en países con una elevada inflación (como la propia Argentina), o con un tipo de cambio desfavorable, su poder de compra ha retrocedido con fuerza; en algunos casos, más del 50%. Ante esta situación, se sucedieron antes del verano las protestas en Argentina (16 días de huelga), Australia (35 días), Suecia y Canadá (3 días cada uno). La reacción del Gobierno fue convocar una reunión para escuchar las reivindicaciones, pero los sindicatos denuncian que desde entonces –desde el pasado 20 de junio- no ha habido ningún contacto más.

“Hay personal en más países dispuesto a sumarse a las protestas”, advertía durante la presentación de la campaña sindical el Secretario Nacional de Acción Sindical de CSIF, Franciasco Camarillo. “Guinea Ecuatorial, Marruecos, Tanzania, Ecuador, Italia… estamos valorando la posibilidad de hacer una huelga a nivel mundial para presionar a esta administración, que nos habla de recuperación, pero la recuperación pero no llega a los trabajadores”, añade. El Secretario General de la Federación de Exterior de UGT, Sebastián Trenado, ponía el acento en que los sueldos congelados son además, en muchas ocasiones, muy bajos: “algunos de ellos no cobran, no ya el Salario Mínimo español, sino el Salario Mínimo de los países donde prestan servicio para España; es decir, España hace acción exterior con un precio inferior al que en esos países se paga por el puesto de trabajo más bajo”.

La pretensión de los sindicatos: que el Gobierno vuelva a negociar, atendiendo primero a las situaciones en las que la subida de sueldo es más urgente por el elevado nivel de inflación. “Es un tema acuciante, la sordera y la inacción de la Administración es total, y lo que demandamos es que la mesa que se celebró el 20 de junio dé algún tipo de resultado y que se convoque a una segunda comisión técnica para establecer ese diálogo, que es inaplazable”, resume el Secretario General de la Sección Sindical del Servicio Exterior de CCOO, Osmany Llanes.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?