¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

SER y estar bien

Lo que debes saber sobre el cambio de hora: cuándo es, cómo afecta a tu salud...

Llega la hora de retrasar los relojes

En la madrugada del sábado 28 al domingo 29 tendremos de adelantar nuestro reloj. /

Este fin de semana, en la madrugada del sábado 28 al domingo 29 de octubre, tendremos que atrasar nuestros relojes una hora. Por lo tanto, a las tres de la mañana volverán a ser las dos. ¿Por qué atrasamos el reloj? ¿De qué manera afecta a nuestro organismo? ¿A qué hora tenemos que despertarnos para que el cambio horario nos afecte lo mínimo posible? Tenemos las respuestas a todas estas preguntas.

¿Por qué atrasamos el reloj?

Con el objetivo de cumplir la directiva comunitaria 2000/84/CE, todos los estados miembros de la Unión Europea atrasan sus relojes para aprovechar mejor las horas de luz solar y consumir así menos electricidad. Según el Instituto para la Diversificación y Ahorro de la Energía, esta medida supone un ahorro de cerca de 300 millones de euros, de los cuales 210 corresponden a los edificios del terciario y en la industria.

Los 90 millones de euros restantes que se ahorrarán durante este cambio de hora corresponden al potencial de los hogares españoles, lo que supone un ahorro de hasta seis euros por hogar. Por lo tanto, este cambio de hora busca el buen funcionamiento de sectores como la industria, los transportes y las comunicaciones.

Adelantar una hora ahorra seis euros

El Instituto de Ahorro de la Energía justifica el cambio horario porque ahorra seis euros en luz a cada hogar español, aunque los médicos confirman que produce alteraciones en la salud.

¿Cuándo se cambia la hora?

En esta ocasión, el cambio de hora se producirá en la madrugada del sábado 28 al domingo 29 de octubre. Por norma general, este cambio que empezó a generalizarse a partir de 1974 en toda Europa y que se aplicó como directiva desde 1981, se produce el último domingo de octubre.

Se trata del segundo cambio de hora del año. El pasado 24 de marzo tuvimos que adelantar una hora a nuestros relojes para, una vez más, aprovechar las horas de sol que llegaron con la primavera. Por lo tanto, este cambio de hora que se producirá en las próximas horas se mantendrá hasta marzo de 2018.

¿Desde cuándo se cambia la hora?

¿Desde cuándo se cambia la hora? ¿Por qué? Descubre la respuestas a estas preguntas.

¿De qué manera afecta a tu organismo?

No todas las personas reaccionan de la misma manera al cambio de hora. Mientras que algunos no registran ninguna anomalía en su organismo, otros sufren síntomas como alteraciones en el sueño, en el apetito, una mayor irritabilidad e incluso leves cuadros de ansiedad. Por esa misma razón, es probable que durante estos días te sientas más cansado de lo habitual o te cueste concentrarte.

Tal y como explica el director médico de telemedicina del Instituto DKV Ferrán Tognetta, el cambio de organismo está relacionado con el reloj biológico del cerebro. Dado que el cerebro cuenta con un reloj biológico que va ajustado a un ritmo de cuatro horas, un cambio horario provoca que el reloj tenga que ajustarse, provocando así los síntomas anteriormente detallados.

Cambio de hora: cómo afecta a tu salud

Desde alteraciones del sueño y del apetito hasta una mayor irritabilidad e incluso leves cuadros de ansiedad. Descubre cómo afecta el cambio de hora a tu salud.

¿A qué hora tengo que despertarme para que el cambio horario me afecte lo mínimo posible?

Si quieres que el cambio de hora te afecte lo mínimo posible, una calculadora de ciclos de sueño te ayudará a calcular el momento en el que tienes que despertarte para que el reloj biológico tenga el tiempo suficiente para reajustarse. Se estima que el cuerpo humano necesita entre cuatro y seis ciclos de sueño para descansar por completo.

¿A qué hora debes despertarte para que el cambio horario te afecte lo mínimo posible?

La calculadora de ciclos del sueño te ayudará a despertarte a la mejor hora posible.

Cada uno de estos ciclos está dividido en un total de cinco etapas: desde la etapa del adormecimiento hasta la fase REM.  Para despertarse de la mejor forma posible, es importante despertarse en la parte final de la etapa REM o al inicio de la primera etapa del sueño del próximo ciclo. Mientras tanto, se recomienda no despertar entre las etapas 3 y 4. Gracias a ello conseguirás evitar los síntomas producidos por el cambio horario.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?