¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

CATALUÑA

La juez ordena la detención internacional de Carles Puigdemont

  • También de los cuatro exconsejeros que se encuentran en paradero desconocido. La juez Lamela dice que Puigdemont "ha hecho peligrar al Estado de Derecho" y le acusa de “planificar, organizar y financiar con fondos públicos” el 1-O
  • La magistrada expide un auto de búsqueda y captura internacional e ingreso en prisión y otro de orden europea de detención que remite a Bélgica para que entregue a los querellados

La juez de la Audiencia Nacional Carmen Lamela ha ordenado la detención del expresidente catalán Carles Puigdemont y los cuatro exconsellers que viajaron con él a Bélgica y que no acudieron a su citación como investigados por rebelión, sedición y malversación /

La juez de la Audiencia Nacional, Carmen Lamela, ha iniciado el proceso para que Bélgica, donde supuestamente se encuentra huido el expresident de la Generalitat, Carles Puigdemont, y cuatro de sus exconsejeros, proceda a su entrega a las autoridades españolas. Les atribuye los delitos de rebelión, sedición, malversación, prevaricación y desobediencia a la autoridad.

Como avanzó la SER, ha redactado dos exposiciones razonadas, una de búsqueda, captura e ingreso en prisión nacional e internacional contra Puigdemont y los exconsejeros Antoni Comín, Clara Ponsatí, Lluis Puig i Meritxell Serret, por cinco delitos. Este escrito se emite porque la mayor parte de los países europeos a los que después se trasmite una OEDE requieren de un auto de prisión para cumplir con la orden de entrega internacional.

El segundo auto es la propia orden europea contra Puigdemont y los exconsejeros y se dirige a Bélgica. En concreto a la Fiscalía Federal belga. En ese escrito, la juez Lamela relata las supuestas actuaciones delictivas de Puigdemont desde que arrancara el proceso, que culminó con la proclamación de la república catalana el 27 de octubre.

Lamela expresa que con sus actuaciones, Puigdemont ha hecho “peligrar el Estado de Derecho” y ha pretendido “cambiar ilegalmente la organización del Estado”. Además, destaca que el expresident “planificó, organizó y financió con fondos públicos” la convocatoria y celebración del referéndum ilegal del 1 de octubre.

Proceso y plazos de entrega

Ahora, según el procedimiento, la policía de ese país procederá a detener a Puigdemont y a sus exconsellers, y serán entregados a España en un plazo de 10 días si los imputados dan su consentimiento. En el previsible caso contrario, porque ya han insinuado que alegarán vulneración de derechos fundamentales, el plazo de entrega desde la detención se prolongará hasta un máximo de 60 días, prorrogable a otros 30 si las autoridades belgas no pueden acordar la entrega por causas “justificadas”. Por tanto, a priori, el plazo máximo para que Puigdemont y sus exconsejeros sean puestos a disposición de la justicia española es de un máximo de 90 días.

Problemas con el código penal belga

La expedición de una OEDE a un país miembro de la Unión Europea supondría la entrega inmediata de una persona reclamada por la justicia española. Pero en el caso de Bélgica hay problemas porque los delitos de rebelión y sedición por los que la justicia española busca a Puigdemont y sus consejeros, no están tipificados como tales en ese país. Y este criterio, el de doble incriminación o existencia de los delitos tanto en el país que reclama como en el que entrega, es necesario para que cualquier estado firmante de la ley se atenga a ella y proceda a cumplimentar su solicitud, según estas fuentes.

Sobre todo porque ni la rebelión ni la sedición forman parte del listado de delitos que los Estados firmantes del acuerdo acordaron para proceder a una entrega inmediata. Por tanto, la puesta a disposición de la Audiencia Nacional de Carles Puigdemont y sus consejeros quedará a voluntad de la justicia belga.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?