¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

Muere el fiscal general del Estado, José Manuel Maza

Maza llevaba ingresado desde el pasado viernes en un hospital de Buenos Aires

Muere en Argentina el Fiscal General del Estado, José Manuel Maza. / ATLAS

El fiscal general del Estado, José Manuel Maza, ha fallecido a los 65 años en un hospital de Buenos Aires como consecuencia de una insuficiencia renal aguda provocada por un cuadro de infección generalizada que los médicos no pudieron combatir con antibióticos porque no los asimilaba.

El fiscal general se había trasladado a Buenos Aires para participar en una reunión de la Asociación Iberoamericana de Ministerios Públicos, acompañado de Rosana Morán —fiscal jefe de cooperación internacional, quien nos ha explicado que el fiscal se sintió indispuesto durante una de las jornadas y se retiró a descansar al hotel pero con la idea de recuperarse y poder asistir al encuentro con el ministró de justicia bonaerense.

Sin embargo, la noche del viernes los médicos recomendaron su traslado a un hospital donde ingresó en la Unidad de Cuidados Intensivos por la infección que, finalmente, no pudo ser combatida con antibióticos, lo que le provocó un shock séptico, según ha confirmado la fiscal jefe Rosana Morán.

Junto a Maza se encontraba su actual pareja, que ha estado en todo momento pendiente de su evolución. Su hijo viaja a esta hora hacia la capital argentina.

El ministró de justicia Rafael Catalá ha mantenido ya un contacto telefónico con la pareja de José Manuel Maza a quien ha trasmitido sus condolencias y se ha puesto a trabajar junto a su homólogo bonaerense para la repatriación de los restos mortales de la cuarta autoridad de España.

Maza cumplía este mes un año como máximo responsable de la Fiscalía española, a la que accedió desde la Sala Segunda (Penal) del Tribunal Supremo. El fiscal general del Estado era, según quienes le conocen, una persona muy próxima al ministro de Justicia, Rafael Catalá. Considerado dentro de la judicatura como bastante conservador, es también conocido su carácter afable y muy pragmático. Durante el año que lleva de mandato, ha tenido dos grandes quebraderos de cabeza: el nombramiento de Manuel Moix como fiscal jefe anticorrupción, y su posterior dimisión tras conocerse que tiene una empresa en Panamá con sus tres hermanos, y la situación en Cataluña, donde ha encarnado la dura respuesta penal al desafío independentista.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?