JxCat presiona a ERC mientras no aclara cómo piensa investir a Puigdemont

Junts per Catalunya no renuncia a la investidura a distancia y está a la espera de que ERC defina si la garantizará, incluso a pesar del criterio de los letrados del Parlament y de que el Gobierno haya avisado de que recurrirá cualquier "añagaza"

El expresidente catalán Carles Puigdemont (c) posa en una foto de familia junto a la directora de campaña de Junts per Catalunya (JxCat), Elsa Artadi (d), entre otros, en Bruselas / ()

Puigdemont ha reunido este viernes en Bruselas por primera vez al grupo parlamentario de Junts per Catalunya para tener una primera toma de contacto y distribuir tareas antes del pleno de constitución del Parlament del próximo miércoles, 17 de enero. El encuentro ha servido básicamente para preparar ese pleno y para explicar a los nuevos -que son la mayoría- cómo es la vida parlamentaria. En la reunión faltaban los que siguen en prisión -Oriol Junqueras, Joaquim Forn y Jordi Sànchez- y a los que el juez no deja salir del Estado, Josep Rull, Jordi Turull y Lluís Guinó.

Los diputados electos Elsa Artadi y Eduard Pujol han declarado a la prensa que mantienen la apuesta de investir a distancia a Puigdemont, que ERC aún no ha garantizado. En Junts per Catalunya creen que el reglamento del Parlament da distintas opciones para que Puigdemont pueda ser investido a distancia aunque de momento guarda las cartas y no dice por qué opción se decanta: si por la vía telemática o que un diputado presente en nombre de Puigdemont el programa de Govern.

Los diputados de Junts per Catalunya finalizan su reunión con Puigdemont en Bruselas / VÍDEO: ATLAS

Tanto Artadi como Pujol han incidido que "los únicos" que pueden aplicar el reglamento de la Cámara catalana son su presidente o el pleno, en una presión velada a ERC, a quien le corresponde designar al que será el nuevo presidente del Parlamento catalán. En este sentido, fuentes del grupo de JxCat han remarcado que, en el supuesto de que haya un informe formal de los letrados contrario a la investidura a distancia, la decisión última sobre la interpretación del reglamento del Parlament la tendrá la Mesa, para la que han acordado con ERC una mayoría independentista.

El expresidente catalán Carles Puigdemont (c) , durante la reunión con una delegación formada por el grupo parlamentario de JxCat de 25 diputados, en Bruselas / Elio Germani (EFE)

En este contexto, el grupo capitaneado por Puigdemont está a la espera de que ERC defina si, a través de esa mayoría independentista en la Mesa, apoyarían la investidura indistintamente de lo que puedan decir los letrados.

Por último, desde Bruselas tampoco se han querido dar pistas tampoco de si alguno de los diputados electos que están en prisión acabará renunciando al acta de diputado para garantizar la mayoría independentista. Si los que siguen en la cárcel finalmente pueden delegar su voto, puede ser que no hiciera falta.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?