¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

Así es el primer supermercado sin colas ni cajeros de Amazon

La primera tienda física de Amazon llega con un año de retraso

El gigante del comercio electrónico Amazon abre este lunes en Seattle (Estados Unidos) su primer supermercado sin colas ni cajeros. Una apertura que llega con más de un año de retraso debido a supuestos problemas técnicos, que permitirá, a todas aquellas personas que cuenten con un perfil en Amazon, hacer la compra sin la necesidad de hacer colas ni tan siquiera pagar en tienda.

Se trata de un establecimiento de 167 metros cuadrados que ofrece, entre otros productos, una selección de sándwiches y ensaladas, pan, lácteos, bebidas, productos frescos como carne e incluso desayunos, comidas y cenas, preparadas por chefs y panaderías locales. Un establecimiento "compacto", tal y como explica la compañía, para que los clientes con prisas puedan entrar y salir de la tienda rápidamente, tal y como explican en su página web.

Así funciona el primer supermercado sin cajas de Amazon

Para acceder al nuevo establecimiento de Amazon, los usuarios de la plataforma de comercio electrónico tan solo tendrán que pasar un código QR, que se obtiene a través de la aplicación Amazon Go, por un lector ubicado en los tornos de entrada al establecimiento. Una vez hecho esto, la aplicación abrirá un carrito virtual mediante el que el cliente podrá calcular, en todo momento, qué productos lleva en su cesta y el precio final.

A través de la tecnología 'Just Walk Out', un sistema que detecta automáticamente el momento en el que los productos son tomados o devueltos de los estantes y los mantiene en un carrito virtual, Amazon es capaz de determinar la cantidad de productos que lleva cada cliente en su cesta. Por esa misma razón, una vez haya abandonado la tienda, la plataforma cobrará el importe de la cesta de forma electrónica al cliente.

La primera tienda de Amazon. / Amazon

¿Es fácil robar en este tipo de supermercados?

La tienda escanea el teléfono de cada cliente, quedando así representado como un objeto 3D en el sistema. Por lo tanto, cada usuario es rastreado continuamente por las cámaras de la tienda, que le seguirán en cada movimiento e interpretarán sus interacciones con los productos.

Con el objetivo de descubrir si es fácil robar en este tipo de supermercados, a pesar de esta tecnología, un periodista de New York Times trató de engañar al sistema de cámaras de la tienda metiendo un refresco en una bolsa mientras todavía estaba en el estante. A continuación se lo metió debajo del brazo y salió de la tienda. Sin embargo, no pudo engañar al sistema, ya que Amazon se lo cargó posteriormente a la cuenta gracias a la tecnología 'Just Walk Out'. Por lo tanto, la tecnología de esta tienda es lo suficientemente sofisticada como para funcionar sin la necesidad de seguridad.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?