Granados atribuye a Aguirre y González la financiación ilegal del PP en Madrid

  • El supuesto líder de la Púnica desvela a la SER el contenido de la declaración voluntaria que prestará en la Audiencia Nacional
  • Francisco Granados culpará a ambos por las supuestas irregularidades en las adjudicaciones en la Comunidad de Madrid y Arpegio, y señalará por la financiación ilegal a otras "personalidades de relevancia actual" en la formación conservadora
  • Sostiene que están implicados "el viejo y el nuevo PP"

El consejero de Presidencia, Justicia e Interior, Francisco Granados (i), y la presidenta y vicepresidente de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre (d) e Ignacio González, durante un pleno celebrado el 19 de febrero de 2009 en la Asamblea de Madrid. El pleno fue suspendido ante los gritos y reproches entre los diputados del PP y el PSOE sobre los supuestos imputados en tramas de corrupción. /

El exsecretario general del PP y consejero en Madrid, Francisco Granados, declara este lunes como imputado a petición propia, ante el juez de la Audiencia Nacional, Manuel García Castellón, que instruye la operación Púnica.

Granados trata de implicar a Cifuentes

El supuesto líder de la Púnica asegura -sin aportar pruebas- que la presidenta de la Comunidad de Madrid era conocedora de esa financiación ilegal por la especial relación que mantuvo con Ignacio González

La Cadena SER ha mantenido este fin de semana una extensa conversación con Granados y afirma que rectificará, y admitirá ante el magistrado la financiación ilegal del PP en Madrid en las dos campañas electorales durante las que ostentó la secretaría general del partido: tanto en 2007 como en 2011.

El supuesto líder de la Púnica sostiene que responsabilizará de la financiación ilegal a la expresidenta Esperanza Aguirre, y a su sucesor en el cargo, Ignacio González, quien por orden de Aguirre “controlaba todos los estamentos” de la administración y el partido.

Granados sitúa a ambos en el vértice de la estrategia de cobros en negro para el partido, pero asevera que también detallará el papel de otros personajes importantes en la trama como el exconsejero Borja Sarasola, director adjunto de las campañas de 2007 y 2011; o del expresidente de la Asamblea y extesorero, José Ignacio Echeverría. El exsecretario general del PP en Madrid añade que señalará además a otras “personalidades de relevancia pública actual” en la formación conservadora madrileña, cuyos nombres y responsabilidades, dice, desvelará ante el juez.

Según Granados, la financiación ilegal del PP tenía lugar a través de empresas privadas, pero sobre todo de empresas públicas, la fundación Fundescam y otros departamentos autonómicos, que adjudicaban o supuestamente pagaban por servicios no prestados, a las firmas que organizaban actos electorales para el Partido Popular en Madrid.

Fotografía del 18 de marzo de 2009. De izquierda a derecha, el entonces consejero de Presidencia, Justicia e Interior, Francisco Granados; el entonces vicepresidente de la Comunidad, Ignacio González y la que fuera presidenta madrileña, Esperanza Aguirre, en un pleno de la Asamblea de Madrid. / EFE/Fernando Alvarado

Los investigadores han acreditado que el PP de Aguirre ingresó más de 5 millones de euros en negro en las elecciones autonómicas de 2007 y 2011, y en las generales de 2008. Para alcanzar esta conclusión, resultó determinante incautar el pendrive del exgerente regional del partido, Beltrán Gutiérrez Moliner, que contenía el detalle de la caja b. También ha sido clave la confesión del exgerente de Over Marketing, Daniel Mercado, quien ha reconocido que cobró en negro y de adjudicatarias de la Comunidad de Madrid, las campañas de 2003 y 2007. Mercado situó a Aguirre, González, pero también a Granados, como los “estrategas” de aquellas operaciones.

El supuesto líder de la Púnica reconocerá que conocía la financiación ilegal y no hizo nada por evitarla, pero insistirá en negar que las siglas asociadas a cifras que aparecen en una libreta incautada en su domicilio, se correspondan con pagos en negro. Reiterará que son datos de asistentes a actos del partido. Un argumento “de difícil digestión y credibilidad”, según fuentes del caso.

Francisco Granados también responsabilizará a Esperanza Aguirre y a Ignacio González de las supuestas irregularidades en las adjudicaciones de distintas consejerías y de Arpegio. De nuevo aseverará que todos los nombramientos de las personas que tomaban las decisiones eran acordados por Aguirre, y que González era quien ejercía el control. Granados aportará los nombres de los “hombres de Aguirre" que según sostiene, fueron determinantes en las posibles contrataciones fraudulentas, como el exdirector general de administración local, Jaime González Taboada.

Está previsto que la declaración de Granados comience a las 9:30 de la mañana, con el interrogatorio al que le someterá su abogado. Según su letrado, contestará a todas las partes personadas excepto a la acusación popular y a David Marjaliza. Si durante la mañana no ha concluido su relato, continuará por la tarde tras un receso, según fuentes jurídicas.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?