¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

El resto del 'Comité Estratégico' del procés empieza a declarar en el Tribunal Supremo

Mireia Boya, expresidenta del grupo de la CUP en el Parlament catalán, declara como imputada este miércoles abriendo la ronda de comparecencias que seguirán Marta Pascal, Marta Rovira, Artur Mas, Anna Gabriel y Neus Lloveras ante el juez

La exdiputada Boya en rueda de prensa en el colegio de abogados de Lleida / ()

Mireia Boya, expresidenta del grupo de la CUP en el Parlament de Catalunya, abre este miércoles a las once de la mañana la ronda de interrogatorios a los considerados por los investigadores como brazo político y ejecutor del procés unilateral: los que, según la hoja de ruta soberanista, formaban parte del 'Comité Estratégico' junto con Carles Puigdemont, Oriol Junqueras, los Jordis y Carme Forcadell.

Boya abrirá la ronda de declaraciones que seguirá en el Tribunal Supremo, la semana que viene, con Marta Pascal y Marta Rovira (lunes 19 de febrero), Artur Mas y Neus Lloveras (martes) y Anna Gabriel (miércoles): sólo Rovira, diputada de Esquerra Republicana de Catalunya, ostenta un sillón en el Parlament tras los comicios del pasado 21 de diciembre.

Todos formaron parte, según la Guardia Civil, del denominado 'Comité Estratégico' del procés unilateral junto con otros imputados que ya han declarado, como Junqueras, Cuixart y Sànchez, y otros que no, como es el caso del expresident Puigdemont. En sus autos, el juez Pablo Llarena les atribuyó un papel "definitorio" en el proceso independentista, y la pertenencia de Junqueras y los Jordis a este Comité fue uno de los motivos que esgrimió en diciembre para mantenerles en prisión sin fianza.

Rovira, Mas y Pascal declaran la semana que viene / ACN / Reuters

"Hemos visto que no sirve de nada abjurar de la ideología propia para evitar la cárcel, yo prefiero ir de cara, hicimos un referéndum y lo ganamos", dijo el lunes Boya en rueda de prensa anunciando su presencia en el alto tribunal. 

El papel político de Boya

A lo largo de la investigación, los agentes de la Guardia Civil se han encargado de dejar por escrito en un informe el papel que Mireia Boya jugó en todo el procés unilateral, argumentos en los que el juez Pablo Llarena basó su citación: no participó en ninguna de las reuniones recogidas en la agenda de Jové, pero sí formaba parte del considerado 'Comité Estratégico', según los investigadores, al que el juez otorga un papel protagonista.

La Guardia Civil, en su informe del pasado mes de diciembre, se basa en el documento #EnfoCATs para explicar que Boya, en calidad de presidenta del grupo de la CUP en el Parlament, formó parte de este 'Comité Estratégico' del procés, cuyos miembros fueron "los que diseñaron, orientaron, dirigieron y controlaron la implementación de los planes" para llegar a la independencia. El informe no atribuye ninguna acción concreta a Boya, aunque sí explica que la CUP, junto con el resto del bloque independentista, jugaron "un papel decisivo" en el proceso.

Mireia Boya, amb representants de la CUP a la seu del Col·legi d'Advocats de Lleida / Salvador Miret (ACN)

A nivel político, los agentes atribuyen a Boya y al resto de presidentes y portavoces del Parlament la presentación de las dos propuestas de resolución que el 27 de octubre del año pasado desembocaron en la Declaración Unilateral de Independencia (DUI) y en el "inico del proceso constituyente". También afirma el informe que Boya, junto con varias decenas de políticos catalasnes, participó en el "asedio" frente a la Consellería de Economía "sin que conste que hubiesen hecho llamamientos a la disolución" o a permitir la labor de la comitiva judicial.

Por último, la Guardia Civil también destacó en su informe que Boya estuvo presente en la concentración del 17 de octubre, diez días antes, que criticó el encarcelamiento de Jordi Sànchez y Jordi Cuixart en la plaza Francesc Macià de Barcelona.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?