El juez niega el permiso a Jordi Sànchez y Torrent aplaza el pleno de investidura

El magistrado deniega una vez más al 'número 2' de JxCat la posibilidad de ir al Parlament a ser investido President de la Generalitat este viernes como candidato propuesto por el presidente de la cámara catalana, Roger Torrent

Un activista con una pancarta a favor de los 'Jordis' en Berlín el día 7 / ()

Jordi Sànchez no podrá ser investido President de la Generalitat. Por segunda vez en poco más de un mes, el juez del Tribunal Supremo Pablo Llarena ha rechazado su petición de acudir a la cámara catalana a la sesión de investidura como candidato, que estaba programada para mañana y ha sido aplazada finalmente por Roger Torrent. El juez le niega tanto la libertad como el permiso para ir o participar en los plenos por medio de videoconferencia.

En su auto, el juez explica que existe riesgo de reiteración delicitiva y que su postulación como president apunta a que "su eventual mandato pueda orientarse hacia el quebranto de un orden constitucional por el que cualquier elector entiende que debe desarrollarse su representación democrática". Es decir, el juez duda de lo que pueda hacer una vez sea investido President de la Generalitat, que pueda seguir adelante con la vía unilateral independentista del Govern destituido de Carles Pugidemont, y entiende que esta restricción de sus derechos políticos "resulta plenamente justificada en atención y considerando las graves consecuencias que tendría su reincidencia" en la vía unilateral independentista ya como President.

Esta circunstancia, dice el juez, "refleja la conveniencia de sobreponer la protección de unos derechos políticos colectivos sobre un liderazgo que, por su ejercicio delictivo, suponga una restricción parcial" de los derechos políticos de Jordi Sànchez como candidato a presidir la Generalitat.

Sobre la resolución recientemente dictada por el Comité de Derechos Humanos de la ONU instando a España a facilitar la investidura de Sànchez, el juez explica que este organismo no emite "una indicación concreta que nunca puede ser vinculante para el Tribunal" y basada en la propia reclamación del propio Sànchez.

Segunda negativa

El exlíder de la Asamblea Nacional Catalana (ANC) y número 2 de la lista de JxCat había solicitado al juez la posibilidad de acudir presencialmente al Parlament para la sesión que estaba programada para este viernes, abriendo también la puerta a comparecer de forma telemática desde la cárcel de Soto del Real, en la que permanece desde mediados del pasado mes de octubre.

Roger Torrent hoy en SER Catalunya / SER Catalunya

La prohibición del juez Llarena de acudir a la cámara catalana se solapa con la advertencia hecha por el Tribunal Constitucional hace casi tres meses a Carles Puigdemont, cuando afirmó que no podía ser investido de forma telemática o sustituido por otro parlamentario. A principios de marzo, además, el mismo tribunal de garantías rechazó excarcelar a Jordi Sànchez para ser investido President.

Pleno aplazado

Este jueves por la tarde, el presidente del Parlament decidía aplazar el pleno de investidura de Jordi Sànchez. En un comunicado, Torrent anunció el aplazamiento y convocó una Mesa extraordinaria para el viernes para dar respuesta a la que cree es una "vulneración de derechos del Tribunal Supremo".

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?