Excluido de la Guardia Civil por llevar tatuajes nazis

  • El aspirante llevaba tatuajes con runas asociadas a las juventudes hitlerianas o las Waffen-SS
  • El TSJ de Madrid alega que transmiten "mensajes de odio contrarios a los principios de la Guardia Civil"

Hombre con tatuajes nazis en una imagen de archivo / ()

Un aspirante a agente de la Guardia Civil ha sido excluido de las pruebas de acceso por llevar tatuadas en su cuerpo varias runas nórdicas asociadas al nazismo: símbolos usados en sus escudos y emblemas por las Juventudes Hitlerianas o por las Waffen-SS que para la Justicia comunican "mensajes de odio contrarios a los principios de la Guardia Civil". 

Una sentencia dictada recientemente por el Tribunal Superior de Justicia de Madrid confirma la decisión de la Guardia Civil de vetar su acceso al cuerpo basándose en sus tatuajes: el dios nórdico Odín rodeado de la runa "Sig o Sowulo", también la "Leben o Algiz" y finalmente la "Tiwaz o KampfRune". Todas ellas presentes en la mitología nórdica pero también en los escudos y emblemas de las Juventudes Hitlerianas, organizaciones internacionales neonazis y en los sables de los oficiales de la Schutzstaffel del ejército de Adolf Hitler

Los jueces no estudian la visibilidad de los tatuajes sino su "contenido y mensaje", concluyendo que estas runas ligadas al nazismo "están destinadas a comunicar mensajes de odio, total y absolutamente contrarios a los principios de la Guardia Civil" en la que quería ingresar. Además, explican, "no nos encontramos ante un sólo símbolo aislado" cuyo significado fuese interpretable, sino que "hay hasta cuatro, referidos todos al mismo ideario de extrema derecha". 

La sentencia, que todavía es recurrible ante el Tribunal Supremo confirma la decisión del Tribunal de Selección de excluirle de las pruebas selectivas para ingresar en centros de formación para cabos y guardias del cuerpo.

"Iconografía Skinhead"

La sentencia dedica buena parte de sus argumentos a analizar las runas tatuadas en el cuerpo del aspirante a agente de la Guardia Civil. Allí donde él afirmaba que "no suponen desdoro para el uniforme ni atentan contra la disciplina o la imagen del cuerpo, sin reflejar motivos que inciten a discriminaciones de tipo sexual, racial ético o religioso", los jueces de lo contencioso-administrativo declaran probado el nexo entre sus tatuajes y la ideología neonazi. 

Las tres magistradas y los dos magistrados de la sección sexta explican que esos signos "son inequívocos de la iconografía Skinhead como emanación de la ideología neonazi en sus facetas más despreciables de homofobia, racismo y antisemitismo", usándose en la actualidad como "sustitutivos de la esvástica y para transmitir el mismo condenable mensaje de odio y ser identificados por los demás integrantes de este tipo de grupos". 

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?