¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

SELLO DE CALIDAD

La gamba roja de Garrucha quiere la Indicación Geográfica Protegida

El grupo parlamentario socialista inicia los trámites para obtener el distintivo de calidad

La gamba roja de Garrucha busca su sello de calidad. /

La gamba roja de Garrucha es internacionalmente conocida. Miles de personas llegan a la localidad cada año atraídas por el incomparable sabor de este marisco que los pescadores locales salen a buscar cada mañana. Para los turistas que vistan la comarca del Levante, es de obligado cumplimiento la visita a los bares y restaurantes garrucheros para pedir una ración de su gamba roja.

 Por ello, el grupo parlamentario socialista va a presentar una proposición no de ley para impulsar la IGP (Indicación Geográfica Protegida) de la gamba roja de Garrucha por iniciativa del Ayuntamiento y del sector pesquero de la localidad.

 “La pesca de la gamba roja de Garrucha se ha convertido en una de las joyas más preciadas de la tradición gastronómica almeriense, motivo por el cual se hace necesario el reconocimiento y el apoyo de los agentes económicos y sociales e instituciones y administraciones públicas para potenciar el valor añadido que este apreciado producto puede generar para el municipio de Garrucha”, reconoce Rodrigo Sánchez, consejero de Agricultura, Pesca y Desarrollo Rural.

 La proposición no de ley,  detalla que si otros productos han contado con el apoyo de los agentes económicos y sociales, de las Administraciones Públicas y del propio Parlamento de Andalucía para su puesta en valor en un proceso de denominación de calidad diferenciada, “es lógico que la gamba roja de Garrucha pueda obtenerlo en un proceso que con esta iniciativa da sus primeros pasos con el objeto de que el trabajo de todos pueda culminar en el reconocimiento que esta joya pesquera y gastronómica merece”.

 Para que la iniciativa llegue a buen puerto —reconoce el consejero— “será fundamental tanto el impulso del propio Ayuntamiento de Garrucha y de la Diputación Provincial de Almería como el de la Junta de Andalucía, todo ello, en el marco de sus competencias y vinculado al desarrollo económico generador de empleo que deben impulsar todas las administraciones públicas”.

 Ante la dificultad para obtener la Denominación de Origen (ya que es indispensable que todo el proceso de producción de las materias primas tenga lugar en la zona geográfica delimitada, algo incontrolable en un producto pesquero) se ha optado por solicitar la denominación de Indicación Geográfica Protegida.

 Ésta se otorga a productos agroalimentarios con cualidades que derivan de su origen, pero con un vínculo menos fuerte que una DOP, ya que en este caso la protección del nombre geográfico que sirve para designar el producto se basa en una reputación u otras características específicas vinculadas a su origen.

 Para el reconocimiento como IGP solo se exige que una de las etapas del proceso, ya sea la producción, o bien la transformación o la elaboración, se desarrolle en la zona geográfica delimitada.

 "Creemos que la gamba roja de Garrucha cumple los requisitos para obtener esta denominación de calidad”, admite la alcaldesa María López. De hecho, su prestigio es tal que se ha convertido en el símbolo de la localidad.

 

Más de dos millones al año

 Muchas familias de Garrucha viven directa o indirectamente de la gamba roja. El dato más palpable es que la lonja de la localidad vende cada año gamba por valor de más de 2 millones de euros. Los últimos datos disponibles, los de 2016, reflejan que se vendieron 61 toneladas del crustáceo, con un valor de 2,83 millones. Los datos adelantados de 2017 desvelan una tendencia similar, sobrepasando los 2 millones de euros, si bien es cierto que el precio medio del pescado descendió considerablemente con respecto a 2016.

 La gamba roja de Garrucha se distingue por ser más grande, dura y deliciosa que las demás. Nueve embarcaciones se dedican a su pesca en la localidad. Se captura a partir de los 800 metros de profundidad, lo que le confiere unas características propias. Es un manjar escaso y muy valorado por los consumidores.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?