¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

Declaración Unilateral Independencia | ESPECIAL 'HORA 25'

Santi Vila y Núria Marín: "La única manera de que haya diálogo es con un alto el fuego"

El conseller de Empresa catalán y la alcaldesa socialista de L'Hospitalet conversan sobre la salida para Cataluña

En menos de 24 horas, tres de las grandes compañías radicadas en Cataluña han decidido cambiar su sede social ante la incertidumbre política. El traslado de Banco Sabadell, Caixabank, Gas Natural y otras empresas compromete el futuro inmediato del proceso soberanista, encaminado a una declaración unilateral de independencia. Mientras el Parlament ha convocado un pleno para el próximo martes, crecen las voces que apuestan por ganar tiempo o que, directamente dudan, como Artur Mas, de que Cataluña esté preparado para la "independencia real". 

Uno de los primeros cargos en poner el freno y verbalizar la preocupación fue Santi Vila. El conseller de Empresa, en un artículo publicado este jueves, aboga por abrir un tiempo sin "nuevas decisiones unilaterales" de las dos partes para dar una oportunidad al diálogo antes de una eventual declaración de independencia, que supondría "la suspensión del autogobierno" y "conflictos" en la calle. 

Del otro lado, la oposición y mayoría de agentes sociales lanzan avisos para que Puigdemont no dé el paso y, entre el bloque soberanista, la mediación ocupa ahora el centro del relato. El PSC se ofrece como mediador para que no se declare la independencia y para que no se aplique el artículo 155. Entre sus filas, Núria Marín, alcaldesa de L'Hospitalet, encabezó el rechazo a colocar urnas en los espacios públicos de su ciudad. El 1 de octubre, al ver la actuación policial, no dudó en acudir a colegios para mediar. Cinco días después del convulso domingo, Vila y Marín se sientan en Radio Barcelona con Àngels Barceló para conversar sobre las salidas al conflicto más importante de España en los últimos 40 años.

Santi Vila: "La única manera de que haya diálogo es con un alto el fuego"

Santi Vila está convencido de que hay que darle "una nueva oportunidad al diálogo", y cree que para eso es necesario estar "atento, sensible, permeable, y la única manera de que se den estas condiciones es con un alto el fuego". Pide serenidad para poder conocer "cuál es ese tema irresoluble de la otra parte" porque considera que "en general, el sentido común une mucho más de lo que imaginamos".

Ese alto el fuego es el primer requisito que el conseller considera imprescindible para desatascar la situación. "Debemos conjuramos en no tomar decisiones unilateralmente" y a partir de ahora comenzar una mesa de diálogo formado por "un equipo con personas de prestigio en ambas parte para empezar a conformar un guión".

Desde el Govern tienen claro que "se rompe el consenso constitucional el día que el Constitucional tumba el Estatuto" y Vila da por hecho que “si se hubiera acordado un referéndum con el gobierno central, las oportunidades de que hubiese ganado el sí habrían sido menores”. Pese a todo, el conseller se muestra optimista de cara al futuro y se siente corresponsable de lo que suceda: “Me niego a creer que la historia de España viene marcada por la fatalidad”.

Núria Marín: Me niego a pensar que el diálogo no es posible”

“Nos hemos despertado ante dos amenazas, la DUI y la posibilidad de activar el 155. Son dos realidades que hemos ido conviviendo con ellas y hasta hoy. Coincido con Santi Vila en el diálogo. Yo hablo de una vivencia desde el ámbito local, estamos acostumbrados a resolver conflictos y problemas. Si lo dejas aparcado, es más difícil de solucionar. Estamos acostumbrados a hablar, dialogar, discutir… defender lo que se considera mejor para los ciudadanos. Como alcaldesa, intento buscar el bien común. Ni la DUI ni el 155 solucionan el problema. Hay mucha angustia, los ciudadanos lo están pasando muy mal. En política hay algo imprescindible, que es la palabra, discutir. Que la temperatura del conflicto baje y podamos hablar”, pide la alcaldesa de L’Hospitalet.

La socialista aboga por volver al Estatut del 2006 –aprobado por el Parlament, el Gobierno y los ciudadanos-. “Volvamos a eso como base para empezar a hablar. El problema viene de lejos, errores se han cometido por todos. Saltarse la ley no es la vía y utilizar escrupulosamente la ley tampoco es la vía, es un problema político. Hay que acordar unas nuevas reglas de juego. Para que haya acuerdo y pacto, hay que sentarse y hablar. Y con folios en blanco y sin líneas rojas. Hay mucho margen para llegar a acuerdos que no sean la fractura. Lo que hoy hay no es lo que quieren la mayoría de ciudadanos de Cataluña”.

Marín pide mirar a corto plazo y reitera que el único camino es el diálogo, partir de cero asumiendo los errores de las dos partes. “En los últimos cinco o seis años, ha hecho oídos sordos. No ha querido ver, oír, no hacer nada… Quizá pensaba que sería un problema que se resolvería solo. Y del otro lado, se ha visto cómo se ha llevado a esta sociedad a un camino imposible, donde estamos hoy. Nosotros sí representamos la tercera vía, no compartimos la posición del PP ni de los independentistas. Hemos planteado una solución al menos. Una reforma de la Constitución y del Estatut para un nuevo encaje y unas nuevas reglas del juego. Yo no quiero que se vaya nadie”, concluye antes de tender la mano y coincidir con el conseller Santi Villa, “hay que bajar las amenazas, el alto el fuego que dices, me niego a no buscar soluciones”. “La inteligencia colectiva imperará”, sentencia.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?