Últimas noticias Hemeroteca

Lucía Domínguez: "Le recomiendo a todas las personas mayores que cocinen"

La cocina es gran recurso para la terapia ocupacional con mayores porque, con una actividad lúdica y muy sabrosa, se ejercita la memoria, la sociabilización... ¡y hasta la musculatura de las manos!

Lucía Domínguez es terapeuta ocupacional y trabaja en la Residencia Albertia Valle de La Oliva, en Majadahonda (Madrid), un centro en el que viven 130 mayores —algunos de más de 100 años— y en el que, una vez al mes, imparte un taller de cocina: "Buscamos recetas que no requieran fuego. Ya hemos hecho hojaldres con chocolate, boños preñaos, empanada, barquillos, tiramisú de fresa"...

Pero, ¿qué ventajas tiene la cocina, desde una perspectiva terapéutica? Según Domínguez, muchas y muy variadas: la socialización, la alegría de sentirse útiles, la responsabilidad, el ejercicio de la memoria, la actividad física..."Le recomiendo a todas las personas mayores que cocinen. No deberían dejar de hacerlo nunca. Ni dentro de una residencia ni, sobre todo, fuera".

Además del taller de cocina, de todas formas, también han empezado a cultivar un huerto y a publicar recetas en la revista de la residencia. Una auténtica pasión por la gastronomía que, como sucede en muchos hogares españoles, también ocupa parte de su tiempo de ocio. "En esta residencia vemos MasterChef", asegura la terapeuta ocupacional. "Suelen estar más acorde con lo tradicional, eso es verdad".

Lucía Domínguez también publica fotos e información sobre los talleres de cocina en el blog de la residencia. Una tarea con la que mantiene muy viva la comunicación con los familiares de los residentes: "¡Hay gente que no se cree que su padre haya hecho eso! Pero como tenemos fotos, vídeos y de todo"...

Una de las residentes, en plena elaboración del falso tiramisú de fresa. / C. G. CANO

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?