Cadena SER

Emisoras

Buscador de emisoras

Ir

Selecciona tu emisora

Cultura

REPORTAJE

'¿Quién quiere casarse con mi hijo?', la intrahistoria del fenómeno 'tróspido'

El dating show revelación de Cuatro llega a su gran final y miles de seguidores esperan las decisiones de los 'hijos tróspidos' y las reacciones de sus madres

Imagen promocional del programa, que se emite en Cuatro (CUATRO)

Es el día decisivo. Los cinco participantes de '¿Quién quiere casarse con mi hijo?' decidirán con quién saldrán de casa de sus madres después de éxitos de audiencia, trending topics semanales y denuncias por sexismo. | Más noticias de televisión y series

El químico stripper, el informático virgen, el abogado aficionado a la canción lírica, el estudiante de periodismo y modelo, y el empresario gay elegirán esta noche su candidato/a para salir del programa y de casa de mamá. Después de dos meses conviviendo con las nuevas estrellas de la televisión y sus respectivas progenitoras, llega el momento de elegir compañera.

Se bautizó con casi dos millones de espectadores y ha mantenido una media de 10,2% de share, un gran acierto para la cadena. El propio Segastián Moguilevsky, director de contenidos de Eyeworks en España, ha reconocido que "nos alegramos mucho del éxito de audiencia que ha tenido y su repercusión en las redes sociales".

Los lunes por la noche, Twitter se ha rendido ante los #hijostróspidos con absoluta idolatría. Los hashtags que hacen referencia al programa copan los trending topics, y desde los televidentes que lo aborrecen hasta las tuitstars que lo encumbran, nadie se resiste a comentar las mejores frases. Desde que @hematocritico popularizó lo tróspido, el programa ha roto cualquier previsión en redes sociales, hasta el punto de que "buena parte de los compañeros de la productora ha comentado de forma personal dando sus propias opiniones".

El director de contenidos de la productora sabe que "las redes sociales son un buen termómetro para valorar qué es lo que funciona". Las opiniones en la Red y fuera de ella son muchas, y abundan las críticas de la guionización del programa ante las extravagancias de los personajes, a las que Eyeworks se defiende admitiendo que "no hay nada pautado más allá de la previsión lógica de las normas del programa, los demás es pura naturalidad".

Desde que los niños mimados de Cuatro y sus pretendientes se han convertido en pequeñas estrellas de Mediaset, el desfile mediático por todos los programas del grupo ha sido continuo. Desde reportajes de '24 horas con Toya', la madre pija, hasta sugerentes portadas de Interviú pasando por todos los platós habidos y por haber.

Con el casting de la segunda temporada recién estrenado, ya se buscan nuevos #futuriblestróspidos, y todo apunta a que se abrirán los perfiles para apostar por una fórmula mixta en la que las mujeres también buscarán el amor y las relaciones con el asesor no necesariamente tienen por qué ser maternales.

No obstante, el éxito del programa no ha venido exento de polémica, pues recientemente el Consejo Audiovisual de Cataluña (CAC) ha presentado una queja sobre posibles contenidos sexistas y discriminatorios, así como gestos de menosprecio al origen social y al color de las candidatas.

Más allá de las críticas, lo que está claro es que la última vuelca de tuerca al género del reality español, con madres sobreprotectoras, hijos exigentes y candidatas neumáticas ha supuesto un nuevo boom de surrealismo televisivo del que todo el mundo habla.