Cadena SER

Emisoras

Buscador de emisoras

Ir

Selecciona tu emisora

Deportes

FÚTBOL

Mourinho, el Atila de Europa

Desde la marcha de Mourinho, Oporto, Chelsea e Inter se han convertido en máquinas de despedir entrenadores, el último, Claudio Ranieri

EFE / Mourinho, durante la rueda de prensa

Oporto, Chelsea e Inter han sufrido la misma maldición que sufrían los territorios que conquistaba Atila, les ha costado-y le está costando- mucho levantar cabeza tras el paso de su líder, el portugués José Mourinho.

Cuenta la leyenda que la tierra por donde pasaba Atila montando a su caballo Othar la hierba no volvía a crecer, la tierra quedaba maldecida para el resto de sus días, algo parecido a lo que ocurre con los equipos que deja José Mourinho.

Tras arrollar tierras italianas logrando un triplete en el Inter, Champions incluida, Mourinho hizo las maletas y marchó a Madrid. Desde su viaje por el banquillo de San Siro, lugar conquistado por el portugués, han pasado ya cuatro entrenadores, Rafa Benítez, Leonardo, Gasperini y, el último en caer, Ranieri. El balance de títulos desde entonces se reducen a una Copa de Italia. También ganó la Supercopa y el Mundialito, ambas gracias a la herencia de Mourinho.

Ahora el Inter se encomienda a Stramaccioni para que la hierba tarde menos en volver a brotar que en Stamford Bridge, otro de los lugares sumidos en la tristeza tras la marcha de Mou.

Después de marchar en 2007, hasta 6 entrenadores se han sentado en el banquillo del adinerado barrio londinense de Chelsea. Ni su segundo entrenador, Avram Grant, ni un campeón del mundo como Scolari o un todoterreno como Hiddink han conseguido lograr los hitos que sumó el Atila del fútbol europeo.

El equipo que sí vio la luz tras la marcha de Mourinho fue el Oporto, su equipo lanzadera, el conjunto que le dio nombre y apellidos al entrenador del Real Madrid.

Del Neri llegó en 2004 para sustituir al entrenador que había hecho el milagro de convertir al Oporto en campeón de Europa, duró un mes, la sombra de Mourinho era demasiado alargada. También lo fue para Víctor Fernández, que si bien duró un poco más de tiempo en el banquillo de los dragones fue despedido antes del final de la temporada. Ni Couceiro ni Adriaanse fueron capaces de llevar a la gloria al Oporto. Sí lo logró Jesualdo Ferreira, que estuvo desde 2006 a 2010 y ganó varios títulos nacionales hasta que llegó Vilas Boas.

El entrenador pudo sortear la sombra de Mou en el Oporto, al que hizo campeón de la Liga Europa antes de marchar al Chelsea. Donde la losa de Mourinho fue demasiado pesada y acabó con Boas en el paro.

Todas sus aficiones lo echan de menos

Pese haber dejado el Oporto hace ocho años, el Chelsea hace cinco o el Inter hace dos, sus aficiones aprovechan la más mínima excusa para corear el nombre de Mourinho en sus estadios, haciendo saber que echan de menos al líder que tantas alegrías les dio y que tan mala suerte les ha dejado como herencia.

Más deportes en Cadenaser.com | Fútbol | Baloncesto | Tenis | Fórmula 1

'Play Fútbol' (26-03-2012).