Cadena SER

Emisoras

Buscador de emisoras

Ir

Selecciona tu emisora

Sociedad

España 2011: menos inversión en ciencia y menos investigadores

El gasto en I+D cayó un 2,8% en España en el 2011, según el INE

España sigue en el puesto 16 de Europa con respecto a la investigación, pero ahora con menos inversión pública (un 6% menos) y con menos científicos. Además, por primera vez, en el 2011 el gasto español en I+ D bajó con respecto al PIB, según el último balance realizado por el INE, el Instituto Nacional de Estadística

El gasto de España en investigación y Desarrollo sólo alcanzó los 14.184 millones de euros en el año 2011 y, por primera vez, cae por debajo del PIB, porque se sitúa en el 1,33% frente al 1,39% alcanzado en el 2010.

Estos son los últimos datos del INE, el Instituto Nacional de Estadística, y reflejan ya el duro impacto de los recortes en ciencia realizados por el gobierno del Partido Popular, porque el presupuesto total en investigación (tanto pública como privada) disminuyó casi un 3 por ciento y, como consecuencia de ello, el número de investigadores españoles bajó un 5 por ciento.

Y esta importante caída en el gasto español en I+D contrasta con el de nuestros socios europeos, porque en la EU ha subido, como ha destacado en la presentación de este informe Esther Vaquero, Jefa del Área de Indicadores de Ciencia del INE: "el gasto público en este sector bajó un 5,7 por ciento respecto al año anterior. Por comunidades autónomas, las que realizaron un mayor esfuerzo en actividades de investigación".

Pero el INE tiene datos todavía más negativos. La inversión de las empresas españolas ha caído en el 2011 por tercer año consecutivo y supera ya el 8 por ciento.

Y, aunque tres comunidades autónomas han aumentado sus fondos (País Vasco, Navarra y Castilla-La Mancha), en otras tres (Aragón, Baleares y Cantabria), la inversión en Investigación y Desarrollo se ha reducido más de un 30 por ciento.

En el sector privado, la investigación ha disminuido en las PYMES (casi un 5%) y, en cambio, se ha incrementado un 2% en las grandes compañías, sobre todo, las farmacéuticas.