Cadena SER

Emisoras

Buscador de emisoras

Ir

Selecciona tu emisora

Internacional

Golpe a la transición democrática de Egipto

Los jueces egipcios, que ya habían amenazado con dejar de cumplir sus funciones si no se deroga el decreto, han decidido ir a huelga de forma indefinida hasta que Mursi revoque sus decisiones

Un ciudadano egipcio se manifiesta contra Mursi con un cartel que reza: "Vete Mursi, Egipto es demasiado grande para ti. La gente quiere la caída del régimen". / REUTERS

Crisis judicial en la primera legislatura de Mohamed Mursi. Más de 26 movimientos políticos se han acercado hasta la Plaza Tahrir para apoyar a los manifestantes que rechazan que el presidente egipcio tenga control casi absoluto de los poderes del país. Mohamed Mursi se reúne hoy con varios consejeros, entre ellos Samir Morcos, cristiano copto.

En una reunión urgente celebrada este mediodía, el Consejo Supremo Judicial asegura que las decisiones tomadas por Mursi el pasado jueves, y que lo sitúan como Presidente por encima de la Constitución, son "un golpe sin precedentes al poder judicial egipcio", que ni siquiera se dio en el anterior régimen de Mubarak. Lamentan que Mursi pretenda que "sus decisiones no puedan ser revocadas por ninguna otra institución", y piden que el decreto, ya aprobado, sea revocado cuanto antes.

El presidente egipcio se reúne a lo largo de este sábado con todos sus consejeros para analizar las últimas decisiones. Pero la atención está puesto, sobre todo, en la reunión que mantendrá con uno de sus principales asesores políticos, Samir Morcos, un cristiano copto conocido en el país por ser el primero en presentar su dimisión, al estar en desacuerdo con las medidas que Mursi había decretado y que mantienen a parte de país en vilo desde hace más de 48 horas.

En un comunicado, El Alto Tribunal Judicial egipcio, que reúne a Jueces de todo el país, ha anunciado, en un comunicado, que "suspender el trabajo en todos los tribunales y fiscalías" hasta que el Presidente no revoque sus decisiones. Además, esta huelga es de carácter obligatorio, pues la asociación ha advertido que cualquiera que incumpla la protesta será expulsado de la misma.

En la plaza Tahrir continúan las protestas, algunos han decidido acampar en ese simbólico lugar. A lo largo de la mañana, se han ido uniendo en torno a 26 movimientos políticos para apoyar a los manifestantes que rechazan que el presidente egipcio blinde su poder y se convierta en lo que calificada de "faraón" o " el nuevo dictador".

No obstante, no todos el país rechaza esos cambios. Miles de personas consideran más acertado apoyarlas porque aseguran que "Egipto está en una situación excepcional que requiere de decisiones como estas, porque de lo contrario será difícil hacer frente a la transición democrática".

Desde El Cairo se sigue con especial atención las reacciones que llegan del exterior. EEUU y la Unión Europa han mostrado su rechazo a estos cambios. Y desde Naciones Unidas han llegado palabras de preocupación sobre la situación de Derechos Humanos en Egipto, y se espera que a lo largo del día de hoy publiquen un comunicado más detallado sobre qué y cómo afectan las medidas de Mursi a la transición democrática iniciada en Egipto tras la caída de Hosni Mubarak. Aunque Mursi ya ha advertido de que no se echará atrás porque "ante todo se interesa por el futuro de Egipto".