Cadena SER

Emisoras

Buscador de emisoras

Ir

Selecciona tu emisora

España

Hallan el cadáver del bebé secuestrado en Almería

El secuestrador fue detenido en una finca familiar y confesó. Hay otro detenido

Una persona graba con un móvil uno de los carteles del dispositivo de búsqueda que ha organizado la Guardia Civil para dar con el paradero del supuesto secuestrador de una niña de 16 meses del municipio de Gérgal (Almería) / EFE/Carlos Barba

El detenido es una expareja sentimental de la madre de la menor desaparecida, y desde hace días se le busca en Almería, y en las últimas horas se ha ampliado a la provincia de Granada. El detenido ha reconocido que la mató pero no ha explicado ni el motivo ni el momento.

El cuepo de la pequeña apareció a última hora del día de ayer en una balsa de Riego en Abrucena. El secuestrador decididó terminar con la vida y lanzarla a la balsa, probablamente por no tener la suficiente infraestructura para mantener más tiempo el secuestro.

Todas las posibilidades estaban abiertas pero la hipótesis con la que se trabajaba desde el primer día es que la bebé estuviera en manos de algún conocido del detenido. La Guardia Civil de todas formas no descarta nada y sigue trabajando con esos datos.

Todo apunta a que el móvil del secuestro era el chantaje económico: el detenido tiene antecedentes penales y según fuentes cercanas a esta investigación es un estafador nato. Después de siete días de búsqueda y rastreos la expareja sentimental de la madre de la bebé ha sido localizado y detenido en un cortijo propiedad de uno de sus abuelos. La Guardia Civil ha registrado durante horas la finca de Fiñana donde ha sido arrestado.

La madre de la niña y el detenido se habían conocido a través de Facebook y mantenían una relación esporádica. Aunque hay muchos interrogantes sobre la forma en la que desapareció el bebé todo empezó el pasado 20 de diciembre tras una discusión entre el detenido, Jonathan Moya, y la madre de la niña. Según el testimonio de la madre ante la Guardia Civil la pareja circulaba en un coche cuando el detenido pidió a la mujer que se bajará y empujará porque presuntamente el coche se había averiado.