Cadena SER

Emisoras

Buscador de emisoras

Ir

Selecciona tu emisora

Economía

Rodrigo Rato, de su imputación en el 'caso Bankia' a asesor de Telefónica

Repasamos la trayectoria política y profesional del que fuera vicepresidente económico en todos los gobiernos de José María Aznar

El expresidente de Bankia, Rodrigo Rato, durante su comparecencia en la Comisión de Economía para explicar la crisis bancaria. / EFE

Este viernes se ha anunciado que Rodrigo Rato formará parte de los consejos asesores de las filiales de Telefónica en América Latina y Europa.

Telefónica asegura que, por su experiencia y trayectoria, el nombramiento de Rodrigo Rato viene a reforzar la visión global de Telefónica. Lo mismo que dice de Luis Abril, nombrado también este viernes miembro del consejo asesor de Telefónica Europa. La compañía no ha concretado cuánto cobrará Rodrigo Rato, ni hace referencia al hecho de que esté imputado en el 'caso Bankia'. Cuando fue imputado Iñaki Urdangarin, consejero entonces de su filial en América Latina, el yerno del rey presentó su dimisión y Telefónica se la aceptó.

Para Telefónica trabaja también otro exministro del gobierno Aznar, Eduardo Zaplana, que desde 2008 ha ocupado diversos cargos en Telefónica Europa.

Rodrigo Rato fue vicepresidente económico en todos los gobiernos de José María Aznar. Ocupaba el cargo cuando el actual presidente de Telefónica, Cesar Alierta, ocupó este cargo en sustitución de Juan Villalonga, amigo personal de Aznar, en cuya etapa el gobierno vendió la última participación del Estado en el capital de Telefónica.

Tras su salida del gobierno fue nombrado director gerente del FMI, sin agotar el mandato, porque en 2007 abandonó de forma sorpresiva el cargo, en una decisión luego criticada por el propio organismo.

Nombrado presidente de Caja Madrid en 2010, lideró el proceso de creación de Bankia, con la fusión de Caja Madrid, Bancaja, y otras entidades menores pero este proceso, y el de salida a Bolsa de la nueva entidad. Está siendo investigado en la Audiencia Nacional y el propio Rato ha sido imputado -en julio pasado- por los supuestos delitos de falsedad, administración desleal o fraudulenta, maquinación para alterar el precio de las cosas y apropiación indebida. Rato ya había abandonado la entidad, en mayo, tras aflorar un agujero multimillonario en las cuentas de Bankia.