Cadena SER

Emisoras

Buscador de emisoras

Ir

Selecciona tu emisora

España

'CASO GÜRTEL'

El PP se desentiende de Bárcenas

El Partido Popular dice que no sabe nada sobre las cuentas en Suiza de su extesorero, Luis Bárcenas. El vicesecretario de Organización, Carlos Floriano, señala que su formación espera que "los tribunales diriman responsabilidades penales porque las políticas ya se asumieron"

Luis Bárcenas, extesorero del PP, el día que renunció a su acta de senador / EFE

A Bárcenas, el PP siempre le dio un trato de favor. Tuvieron que pasar 14 meses, desde que el juez Baltasar Garzón le implicó en el 'caso Gürtel' hasta que él pidió la suspensión temporal de militancia. Disfrutó durante meses de un "despacho clandestino" y el partido le pagó el abogado para su defensa, que cobraba 300 euros a la hora", porque llevaba "30 años trabajando" para la casa.

Le han preguntado hasta en cinco ocasiones a Carlos Floriano si el Partido Popular sigue pensando que Luis Bárcenas es inocente, si la formación se siente engañada después de haberle defendido tanto, si han hablado con él,... Pero el vicesecretario de Organización ha asegurado que no saben "nada" sobre los 22 millones de euros de la cuenta en Suiza de su extesorero y que espera que "los tribunales diriman responsabilidades penales porque las políticas ya se asumieron". "Vamos a esperar a ver cuáles son. Si hay responsabilidades penales no tendrán más remedio que asumirse por parte de quien está implicado y si no las hay, pues hasta aquí hemos llegado", ha destacado.

El PP quiere que el nombre de Bárcenas pase a la historia. Se ha convertido en una pesadilla para ellos. De hecho tras conocerse la noticia fuentes oficiales de la calle Génova se negaban a hacer cualquier tipo de comentario y solo resaltaban que ya no pertenecía a su formación, desvinculándose así de él. Solo algunos dirigentes reconocían, y lo hacían en privado, que es un gran escándalo. "Si es un chorizo pues a la cárcel con él", afirman.

La dirección nacional no ha dado la cara hasta las 19.15 de la tarde y lo ha hecho por obligación. En su agenda tenía programada una reunión con Luis de Guindos y la cúpula debía comparecer en rueda de prensa. De ese modo, el ministro de Economía se ha encontrado con que entre la prima de riesgo y la ley de unidad de mercado se le colaba una cuestión incómoda que ha tratado de despejar diciendo que eso lo iba a responder Floriano y limitándose a resaltar "la voluntad absoluta del Gobierno en la lucha contra el fraude".

En definitiva, después de tanto defenderle ahora los cargos del PP se desentienden de quien fuera uno de sus hombres fuertes y todopoderosos hasta hace nada. Una persona a la que se ensalzó, destacando su "lealtad" y "magnifica gestión".

Privilegios

Bárcenas siempre recibió un trato de lujo. A diferencia de lo ocurrido hace muy poco con el diputado Santiago Cervera, a él se le permitió quedarse en el partido todo el tiempo del mundo. Cervera se vio envuelto en un supuesto chantaje al presidente de Caja Navarra y al día siguiente el PP, sin contemplaciones, le dejó solo.

Muy diferente de su actuación con el extesorero. Con él se apeló en repetidas ocasiones a la presunción de inocencia, todos salieron a defenderle y se le concedieron todo tipo de privilegios.

Tuvieron que pasar 14 meses, desde que el juez Baltasar Garzón le implicó en la trama de corrupción de Gürtel, hasta que él pidió la suspensión temporal de militancia. Por el camino le imputaron (el 17 de julio de 2009). Once días después dejó su puesto de tesorero. Pero le costó mucho desligarse por completo del partido (renunció al acta el 8 de abril de 2010) y, por supuesto, renunciar a su escaño como senador por el que era aforado.

Y Mariano Rajoy lo toleró todo. A pesar de las críticas y de la preocupación de muchos de sus cargos por el daño de imagen que le estaba suponiendo al PP. Al final le sustituyó por Romay Beccaría. Entonces le dejaron que bajara sus enseres a la tercera planta de la sede nacional, a una sala de reuniones bautizada con el nombre de Andalucía. Allí dejo sus cajas, sus papeles y hasta sus cuadros. Era, su "despacho clandestino", al que estuvo acudiendo durante mucho tiempo.

Ahora dicen que ya no va por allí. Y confirman también que ya no dispone de esa sala. Además, cuentan que dejaron de pagarle el abogado de su defensa. Que no era otro que uno de los penalistas más prestigiosos de Madrid, que cobraba más de 300 euros la hora. Otra ayuda, que según defendió Cospedal en su momento, se le prestaba porque llevaba "30 años trabajando" para la casa.

El juez Pablo Ruz ve indicios de que los 22 millones de la cuenta suiza de Bárcenas habrían sido abonados por Francisco Correa como pago por su mediación ilegal en adjudicaciones (16/01/2013). 

Hernando: "Que el señor Bárcenas y los dirigentes del PP empiecen a dar explicaciones". 

Carlos Floriano: "Vamos a esperar a que las investigaciones terminen y veamos las responsabilidades penales". 

Correa: "Yo a Bárcenas le he llevado más de 1.000 millones de pesetas".