CASO NÓOS

Urdangarin propuso a la Generalitat convertir la Albufera en un puerto deportivo

La propuesta la ha revelado Esteban González Pons durante su declaración en calidad de testigo ante el juez José Castro

El exconseller valenciano de Presidencia y actual vicesecretario general del PP, Esteban González Pons, realiza declaraciones a los medios a su salida de los juzgados de Plaza de Castilla, en Madrid /

El ojo para los negocios de Iñaki Urdangarin le llevó a proponer al entonces conseller del gobierno de Francisco Camps, Esteban González Pons, recalificar una parte de la Albufera para construir un puerto deportivo. La propuesta cayó en saco roto, según ha explicado en el interrogatorio el dirigente del Partido Popular. Como testigo también ha declarado el conde de Fontao que ha subrayado que fue iniciativa suya la de apartar al Duque de Palma de sus actividades mercantiles. Lo hizo porque formal y éticamente no le gustaban, aunque, ha señalado que no apreció que se hubiera cometido ningún delito.

Más información

El duque de Palma, Iñaki Urdangarin, propuso a la Generalitat Valenciana convertir una zona de la Albufera en un Puerto Deportivo, según ha revelado Esteban González Pons en su declaración como testigo ante el juez José Castro y han confirmado a la Cadena SER fuentes jurídicas. La propuesta que pasaba por recalificar esos terrenos no salió adelante.

González Pons, ha declarado para explicar porqué su firma aparece en un convenio que la Generalitat Valenciana firmo con el Instituto Nóos para celebrar unos fallidos Juegos Europeos que, sin embargo, sirvieron para que la entidad sin ánimo de lucro se embolsara 382.000 euros. El que fuera conseller del gobierno de Francisco Camps ha asegurado a preguntas del juez José Castro y del fiscal, Pedro Horrach, que si su firma figura en ese convenio es porque había un acuerdo previo de la Generalitat Valenciana y que con su firma no se comprometió ni pagó un euro público a Nóos, ya que en caso contrario, se lo hubiera pensado mucho más. Sobre las reuniones que Camps y la alcaldesa, Rita Barberá, mantuvieron con Urdangarin y su exsocio, Diego Torres, ha asegurado que nunca tuvo conocimiento de los encuentros y ha defendido que es habitual que los gobiernos autonómicos firmen convenios con entidades sin ánimo de lucro.

"Le recuerdo que declara usted como testigo"

La declaración del conde de Fontao no ha convencido mucho al juez José Castro, según las fuentes consultadas por esta emisora. Castro le ha recordado en alguna ocasión que declaraba como testigo y que tenía obligación de decir verdad. El asesor legal del Rey ha dicho que fue iniciativa suya la de pedir al Duque de Palma que dejara sus negocios. No vio actividad ilícita alguna pero formal y éticamente no le gustaba lo que hacia el yerno del Rey. Fontao ha querido poner de manifiesto que el caso Nóos no ha hecho daño a la Casa Real y que en todo momento su propósito fue el de evitar que el Duque de Palma "usara la tarjeta de visita".

Una de cal y otra de arena

Los testigos que ya han declarado en los juzgados de Plaza de Castilla, de momento, le han dado a Iñaki Urdangarin una de cal y otra de arena. El empresario José María Treviño le ha dado la de cal porque, según fuentes jurídicas, ha dado la cara por él y reconocido que no tuvo nada que ver en la gestión del contrato con aguas de Valencia. La de arena la ha puesto Antonio Ballabriga que se ha desmarcado del proyecto de la Fundación Cultura y Deporte y de los casi 140.000 euros que recibió de la candidatura Madrid 2016. Todas las gestiones, todas las negociaciones las llevaron personalmente Iñaki Urdangarin y Diego Torres, ha dicho.

El juez cita a declarar a Coghen

La delegada de la candidatura de Madrid 2016, Mercedes Coghen, se suma a la lista de empresarios que deben declarar mañana en los juzgados de Plaza de Castilla en el marco de la investigación del caso Nóos. El juez José Castro lo ha acordado este martes y lo hace, segun fuentes jurídicas, para confrontar las declaraciones de algunos testigos y la del propio Iñaki Urdangarin sobre los más de 100.000 euros que percibió el Instituto Nóos para que el duque de Palma hiciera lobby en favor de la candidatura olímpica de la capital española.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?