Cadena SER

Emisoras

Buscador de emisoras

Ir

Selecciona tu emisora

Internacional

El fiscal dice que Manning filtró por arrogancia y su defensa le presenta como un ingenuo

Este lunes ha comenzado el juicio contra el soldado Bradley Manning por filtrar información a Wikileaks

Algunos manifestantes delante del fuerte de George G. Meade en Maryland, EEUU, en defensa del soldado Manning / REUTERS/Larry Downing

El fiscal jefe en el consejo de guerra que juzga al soldado Bradley Manning por el caso Wikileaks, el capitán del Ejército Joe Morrow, ha asegurado este lunes que la decisión de filtrar hace dos años más de 700.000 documentos secretos al portal que dirige Julian Assange fue fruto de la arrogancia de este analista de Inteligencia.

El fiscal jefe ha realizado esta afirmación en la primera jornada del consejo de guerra, en la que la defensa ha intentado presentar a Manning como un joven ingenuo que decidió difundir todos esos documentos porque quería subrayar el coste en vidas humanas de las guerras de Afganistán e Irak.

El soldado de primera clase podría ser condenado a cadena perpetua si es declarado culpable por el tribunal militar reunido en la base Fort Meade, en el estado de Maryland, por la mayor filtración de documentos confidenciales de la historia de Estados Unidos.

"Este es un ejemplo de lo que sucede cuando la arrogancia se encuentra con acceso a redes clasificadas", ha afirmado el fiscal jefe del consejo de guerra, el capitán del Ejército de Tierra Joe Morrow, en el inicio de su intervención este lunes. "Esto ha tenido gran interés para nuestros adversarios y nuestros enemigos", ha explicado.

Vestido con uniforme militar, Manning se ha estado en el banquillo de la defensa entre sus abogados. El soldado está acusado de 21 cargos, incluido el de ayudar al enemigo, el más grave. El pasado mes de febrero, Manning se declaró culpable de diez de los cargos más leves que se le imputan pero los fiscales rechazaron su declaración y mantuvieron los cargos originales.

En su intervención inicial, el abogado de Manning, David Coombs, le ha presentado como un humanista, una persona que "coloca a la gente primero, anteponiendo el valor de las vidas humanas" y como "un soldado joven, ingenuo pero bien intencionado".

Manning ha afirmado que difundió los documentos con el objetivo de iniciar un debate nacional sobre las Fuerzas Armadas y la política internacional. El fiscal Morrow ha subrayado ante el tribunal que el soldado se descargó 251.287 mensajes confidenciales del Departamento de Estado por medio de una herramienta automática que le permitía obtener más de 1.000 documentos cada hora.

La presidenta del consejo de guerra, la coronel Denise Lind, aseguró la semana pasada que algunas sesiones del proceso se celebrarán a puerta cerrada para impedir la difusión de información clasificada. Manning, que lleva tres años detenido en bases militares, está acusado de descargar documentos clasificados y remitirlos a Wikileaks. En caso de ser condenado, Manning verá reducida en 112 días su condena, en compensación por el maltrato que sufrió mientras estaba detenido en la Base Naval de Quantico, en Virginia.