¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

La Policía localiza en Madrid documentos que acreditan una red opaca de inmuebles de los Obiang en España

A mediados de noviembre, la Policía Judicial registró en la Comunidad de Madrid varios inmuebles que pertenecen presuntamente a la familia Obiang. Se han encontrado documentos que acreditan el paso de familiares del dictador guineano de manera regular por nuestro país

El dictador guineano Teodoro Obiang, en una imagen de archivo / ()

La Policía Nacional registró a mediados de noviembre varias propiedades ubicadas en Madrid que pertenecen a dos presuntos testaferros del presidente de Guinea Ecuatorial, Teodoro Obiang. Se trata de un matrimonio ruso detenido en Panamá, al que se acusa de blanquear grandes cantidades de dinero procedentes de "actividades delictivas y de corrupción política" en el país africano. En los registros, la Policía Judicial ha localizado documentos que acreditan una red opaca de inmuebles que la familia del dictador guineano tiene en la Comunidad de Madrid.

Según fuentes policiales, la documentación incautada constata el paso de familiares de Teodoro Obiang de manera regular por nuestro país. Hay escritos y facturas que demuestran que un familiar del dictador guineano se operó en España de un tumor por el que tuvo que estar ingresado varios meses en España. Varios familiares más se alojaron en estas propiedades, ubicadas en la Comunidad de Madrid durante el tiempo que duró el tratamiento.

Los dos ciudadanos de origen ruso, propietarios de uno de los inmuebles registrados, fueron detenidos a principios de septiembre tras permanecer varios meses en paradero desconocido. La UDEF les acusó de ser los presuntos testaferros en España de políticos de alto nivel en Guinea Ecuatorial.

Entre las operaciones localizadas por la Policía que inculpan a esta pareja de ciudadanos rusos, está una en la que Obiang aparece como firmante de la cuenta de petróleo de Guinea Ecuatorial desde la que se movieron 700 millones de dólares procedentes de petroleras estadounidenses. Entre los años 2000 y 2003, se realizaron un total de 13 transferencias por un total de 26,4 millones de dólares a una sociedad panameña, Kalunga Company SA, cuyos titulares eran el matrimonio ruso. El dinero se ingresó en una cuenta del Banco Santander en las Palmas de Gran Canaria, donde residían los dos presuntos testaferros.

Con estas actuaciones presuntamente delictivas, el matrimonio ruso amasó un importante patrimonio. Antes de su huida de España en el año 2012, los Kokorev contaban con seis propiedades en el país, tres en las Palmas de Gran Canaria y tres en Madrid. Además, eran dueños de un complejo de 25 apartamentos en Lanzarote, el Sands Beach Resort, que habían comprado en el 2006 a través de otra empresa, Phase Invest, por cuatro millones de euros.

El caso recayó en la Audiencia Nacional ante la sospecha de blanqueo de capitales mediante la utilización de sociedades pantalla y transferencias a paraísos fiscales, pero la Audiencia lo remitió a los juzgados de Las Palmas al entender que el delito se había producido en esa provincia. Vladimir Kokorev siempre ha sostenido que su dinero procedía de actividades pesqueras en Guinea Ecuatorial.

Cargando