¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

Susbríbete a nuestra newsletter
PLAY GASTRO #106

Philippe Regol y los secretos de la crítica gastronómica

  • ¿Puede un plato hacerte llorar? ¿Por qué los críticos gastronómicos no son muy críticos?
  • Hablamos con el autor del blog 'Observación Gastronómica', que acaba de cumplir 10 años

¿Puede un plato hacerte llorar? ¿Qué se hace cuando un menú no te gusta nada? Philippe Regol es uno de los críticos gastronómicos más respetados de España, pero antes de eso estudió Hispánicas y trabajó como cocinero en el Club Marítimo de Barcelona. Su blog, Observación Gastronómica, acaba de cumplir 10 años. Un momento ideal para reflexionar acerca de lo que dicen (y no dicen) sus textos.

Philippe Regol, durante la entrevista, en las Bodegas Osborne. / HELENA VAELLO

¿Cómo decir que un plato no tiene sabor? "Digo, por ejemplo, que está desequilibrado", responde el crítico francés. "El problema es cuando todo un menú te decepciona. En ese caso he optado por no escribir y publicar un tuit dando a entender que no es uno de mis restaurantes preferidos. Al cocinero se lo diré en privado, pero no quiero hacer críticas 100 % negativas. No vale la pena. Me apetece vivir tranquilo".

Asegura que a nadie le gusta asumir el rol de crítico gastronómico y dice que hay que ser muy ponderado para no faltarle el respeto a nadie: "Hay que hacer equilisbrimos. La sinceridad, a veces, no es suficiente".

También explica que muchos chefs ya son semidioses y que sus egos están exacerbados: "Por eso, cuando llegas y les dices que, aunque tengan dos o tres estrellas, su cocina hace aguas por aquí y por allá, no quieren escuchar. Pero no pasa nada. Ellos tienen el derecho de cocinar como quieran y yo el de decir que no me ha gustado mucho y no volver".

Philippe Regol no sabe en cuántos restaurantes con estrella Michelin ha comido, pero asegura que acumular bagaje nunca está de más porque, como dijo el crítico francés Gilles Pudlowski, "para poder hablar con criterio de un restaurante, hay que haber comido antes en 1.000".

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?