¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

Exteriores admite que recibió una alerta de atentado horas antes del ataque a la embajada en Kabul

El director general de la Policía, Ignacio Cosidó, asegura que su departamento no fue informado

/

"No tenemos constancia de que tuviéramos esa información con carácter previo", Así respondía Ignacio Cosidó, director general de la Policía Nacional, preguntado este jueves por la alerta de atentado que, según reveló este jueves la Cadena SER, fue enviada el pasado 11 de diciembre desde la embajada francesa en Kabul a la embajada española sólo ocho horas antes de que la legación fuera asaltada por un grupo de terroristas talibanes, de acuerdo con el testimonio de los supervivientes del atentado. El ataque talibán costó la vida a dos policías españoles y seis empleados afganos.

Sin embargo, el Ministerio de Asuntos Exteriores ha reconocido a la SER que el mismo día del atentado  la Agregaduría de Defensa de la embajada española en Kabul recibió una comunicación de "el grupo de agregados militares" en la que se alertaba del riesgo de  atentado contra alguna sede diplomática de la capital .

El desconocimiento de la alerta francesa esgrimido este jueves por Ignacio Cosidó coincide con el testimonio aportado por los siete agentes de policía que sobrevivieron al ataque y que conformaban, junto a los dos fallecidos, el equipo de seguridad de la embajada. Todo ellos han asegurado en sus declaraciones ante la Audiencia Nacional, Interior y Defensa, que no tuvieron conocimiento de la alerta francesa hasta que llegaron a España tras el atentado.

¿Cómo se explica que el equipo de seguridad de la legación en Kabul no tuviera conocimiento de la alerta francesa?

Según el Ministerio de Exteriores, la alerta hacia una referencia genérica a "un posible atentado contra alguna sede diplomática occidental en la capital de Afganistán, sin dar más detalles en una comunicación que fue remitida a una veintena de embajadas en Kabul". Además, el departamento de García Margallo añade que "informaciones como ésta, forman parte de los avisos de alerta que se reciben en las embajadas con mucha frecuencia".

Por estos motivos, Exteriores optó por no activar el Plan de Emergencia y Seguridad que hubiera implicado la movilización del equipo de seguridad de la embajada para tomar medidas adicionales.

"El ataque no fue contra la embajada"

Los nuevos datos conocidos sobre el atentado cuestionan más la tesis sostenida por el Gobierno que desde el primer momento ha insistido en que el objetivo del ataque no era la embajada española sino una casa de huéspedes que se encuentra en las inmediaciones del recinto. En plena campaña electoral del 20-D, El propio presidente Mariano Rajoy aseguraba la misma tarde del atentado que lo sucedido no había sido "un ataque" porque no existía "intención" por parte de los terroristas. "Todos podemos ser objetivo del terrorismo pero en este caso no lo era. No era contra nosotros", reiteró añadiendo que todos los trabajadores españoles en la embajada habían sido ya "liberados" mientras la embajada todavía estaba bajo el fuego terrorista.

AUME pide una investigación en profundidad

Mariano Casado, Secretario General de la Asociación de Militares Españoles (AUME) ha asegurado a la SER que las nuevas revelaciones sobre el atentado "requieren de una explicación política" y que si se pudieron "evitar o minimizar los efectos del atentado, el caso requiere de una investigación judicial" y no "tender una manta de opacidad sobre el caso".

Para el Secretario General de AUME "los civiles, militares, policías y agentes de la Guardia Civil que prestan servicio en las embajadas en zonas de conflicto no deberían asumir más riesgos de los estrictamente necesarios" y si "algo falló en el procedimiento de seguridad de la embajada debería investigarse para evitar que vuelva a repetirse".

Cargando