¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

Susbríbete a nuestra newsletter

Hasta 11 euros por unidad: así son las patatas fritas más caras del mundo

La cervecera sueca St.Eriks ha creado unas patatas fritas perfectas para acompañar a sus cervezas de carácter premium

El pack de patatas fritas de St.Eriks. /

Cinco patatas fritas servidas en un elegante estuche negro por 56 euros. Así son las patatas fritas más caras del mundo, desarrolladas por la exclusiva cervecera sueca St.Eriks.

La cervecera, con el objetivo de encontrar un maridaje perfecto para su selecta gama de cervezas, ha decidido encargar a cocineros de renombre suecos, cinco chips exclusivas para acompañar a sus cervezas, tal y como ha asegurado mediante un comunicado.

Para ello, St.Eriks ha contado con la ayuda del Equipo Nacional Culinario de Suecia, quien ha propuesto cinco sabores basados en ingredientes típicos de la gastronomia sueca.

Desde el queso a la trufa

La patata elegida para los cien lotes que la cervecera St.Eriks ha puesto a la venta ha sido la variante local Ammarnäs, cuyo cultivo y extracción se lleva a cabo de manera artesanal y ecológica.

En lo que respecta a los sabores, el equipo que ha confeccionado las patatas fritas ha optado por el queso, la trufa, el eneldo, la cebolla y la malta. Pero no son productos convencionales.

Desde setas Matsutake recogidas de los bosques del norte de Suecia hasta trufa de algas de las islas Feroe pasando por otras como la corona de eneldo de la península Bjäre o la cebolla de Leksand, entre otros.

El dinero logrado se donará a obras caritativas

El chef Pi Le, uno de los creadores de estas patatas fritas, ha asegurado que cada patata frita se ha hecho a mano: "Cada una de las patatas fritas se ha hecho a mano. Todas han sido pulidas con el objetivo de que cada chip logre un equilibrio perfecto entre los diversos ingredientes".

"El sabor es muy escandinavo", asegura, "la mayoría de gente reconoce el sabo de la patata y la cebolla, pero lo que realmente destaca es la calidad de los productos.

La cervecera ha asegurado que el dinero recaudado se donará a obras caritativas. Las patatas fritas de St. Erik han sido un auténtico éxito, llegandose a vender los 100 lotes en la primera semana a la venta. Por esa misma razón, la compañía está valorando la idea de producir un nuevo lote de patatas fritas.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?