¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

La financiación ilegal del PP de Rajoy

  • Según los distintos sumarios en los que está involucrada la formación conservadora, existen indicios sólidos de que el PP financió en negro al menos dos campañas electorales de Rajoy como candidato a la presidencia
  • Los investigadores dan por “acreditada” la caja b del PP y las obras en negro de su sede central desde que Mariano Rajoy preside el partido, entre otras pruebas que apuntan a su gestión como máximo responsable de la formación conservadora

Imagen de la fachada del PP en la calle Génova, en Madrid. /

La etapa de Mariano Rajoy al frente del Partido Popular, ha estado marcada por los "indicios sólidos" de la existencia de una trama de financiación ilegal en la formación política que preside, con epicentro en el edificio donde tiene despacho: el número 13 de la madrileña calle Génova.

Ya en las primeras elecciones a las que se presentó como candidato a la presidencia del Gobierno, en el año 2004, aparece en el sumario del caso Gürtel que el PP de Madrid pagó a las empresas de Correa parte de los actos que la trama organizó para la campaña de Rajoy, desde la fundación Fundescam.

Fueron los primeros indicios de la financiación ilegal a través de Fundescam, que después estallaría con el caso Lezo. Además, los denominados ‘papeles de Bárcenas’, recogen abonos de empresarios donantes a la caja negra del Partido Popular, por un importe total de 1.300.000 euros entre otoño de 2003 y las elecciones generales de marzo de 2004.

Parte de ese dinero se utilizó para costear en b actos de campaña, según el sumario del caso Gürtel, así como para sobresueldos a dirigentes políticos; entre ellos, al propio Mariano Rajoy. Y esa, según el extesorero Luis Bárcenas, era solo “la caja del gasto corriente” del PP, que la Fiscalía Anticorrupción y hasta cinco jueces del procedimiento dan ya por “acreditada”.

Los ingresos en negro, procedentes de contratistas con la administración, eran mucho mayores y con mayor frecuencia cuando se aproximaba cada campaña electoral. En torno a “3 ó 4 millones en b más por cada campaña general”, según el extesorero.

Todas esas cantidades, para cada elección, estaban anotadas en un archivo en formato Excel, que fue destruido cuando la dirección del PP mandó borrar 35 veces, rayar y romper físicamente el disco duro de su ordenador. Era la gran caja b del PP, la prueba física, que ha sido destruida. Esta circunstancia ha provocado la imputación del Partido Popular. Primer partido en la historia de la democracia formalmente imputado.

Financiación en negro en las generales de 2008

Las siguientes elecciones en las que hay indicios de que la candidatura de Mariano Rajoy a la presidencia del Gobierno se financió en negro fueron las generales de 2008. Su segundo intento para alcanzar el Ejecutivo.

La operación Lezo acaba de desvelar que el PP utilizó a la Comunidad de Madrid para financiar de forma ilegal aquellas elecciones generales con un mínimo de 200.000 euros. Para ello, el entonces vicepresidente del ejecutivo de Aguirre, Ignacio González, aprobó una subvención de 200.000 euros para la fundación Fundescam, controlada por el PP, para la organización de cursos del empleo. Esos cursos fueron adjudicados a empresas proveedoras de servicios electorales con las que el PP había contraído una deuda en aquellas elecciones de Rajoy. Los cursos, al final, ni siquiera se hicieron, y el PP saldó su deuda por la campaña electoral con dinero público, con cursos inventados, y falsificando facturas.

La rama valenciana del caso Gürtel

Además, tal y como ha desvelado el sumario del caso Gürtel en Valencia y la propia declaración de Bárcenas en el juicio oral, parte del Congreso Nacional del PP de 2008, que supuso la reelección de Rajoy como presidente del partido después de perder por segunda vez las elecciones, fue encargado a la trama Gürtel. Y no se hizo a escondidas, sino con el visto bueno del secretario general de Rajoy, Ángel Acebes. Y eso que años más tarde, el hoy presidente del Gobierno se jactó de haber prescindido de Francisco Correa cuatro años antes, a partir de 2004, en cuanto le contaron que estaba utilizando el nombre del PP para delinquir.

La realidad es que organizó aquel congreso - pagado además parcialmente en negro -, y nunca dejó de trabajar para el PP. La trama Gürtel siguió contratando con el Partido Popular en Valencia, Madrid, y otras comunidades, hasta que fue desarticulada en 2009.

La remodelación de la sede del Partido Popular

Hay otro hecho vinculado a la financiación ilegal del PP que afecta a Mariano Rajoy. Se trata de la remodelación de la sede central del Partido Popular en la madrileña calle Génova, en el periodo en el que Rajoy ha sido presidente del partido.

Rajoy preside el PP desde 2004. Dos años después, en 2006, comienzan las obras, y finalizan en 2010. Los investigadores han detectado pagos en negro todos esos años, que suman un total de 1.5 millones de euros en dinero b. Y todo ese dinero negro por la sede central, ha sido pagado siendo Rajoy presidente del partido.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?