¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

Operación Lezo

El exgerente del Canal alertó a González de las irregularidades en la compra de Inassa

Ildefonso de Miguel ocultó el informe que alertaba de la compra de Inassa por 7 millones de euros un año antes de que el Canal pagara 70 millones. De Miguel comunicó estas irregularidades a González, "metió el informe en el cajón" y mantiene que "no cobró por callar"

Ignacio González en el momento de su detención por la UCO /

El exgerente del Canal de Isabel II entre 2004 y 2009, Ildefonso de Miguel,  reconoce que conocían las presuntas irregularidades en la compraventa de Inassa en 2001, pieza todavía bajo secreto en el caso Lezo. De Miguel encargó y ocultó el informe de Cuatrecasas que alertaba de las irregularidades, entre ellas, el hecho de que Inassa se comprara por 7 millones de euros un año antes de que el Canal de Isabel II pagara 70 millones. De Miguel comunicó estas irregularidades al entonces presidente de la empresa pública, Ignacio González, "metió el informe en el cajón" y, ante la insistencia del juez, asegura que "no cobró por callar".

En la declaración del pasado abril, a la que ha tenido acceso la cadena SER, el juez Eloy Velasco se muestra convencido de que pudo haber comisiones en la compraventa. “¿Cobró usted por callar?” Dice Velasco. “Qué preguntas señorías” responde De Miguel. “¿Se pagaron comisiones al alcalde de Cartagena de Indias en la operación?” Insiste. “No lo sé. Yo ni había nacido” dice De Miguel

2001, kilómetro cero del 'caso Lezo'

De Miguel llegó al Canal a propuesta de Esperanza Aguirre y fue mano derecha de González hasta su salida repentina y polémica en 2009. Una vez llegó al Canal, encargó el informe a Cuatrecasas. Del documento –que apareció escondido en un cajón durante los registros en la sede pública- no hay rastro de las facturas que avalen el pago ni del contrato. El resultado fue una valoración plagada de irregularidades que tanto De Miguel como su jefe, Ignacio González, ocultaron en los años siguientes.

Preguntado por quién llevó a cabo esa operación, De Miguel señala al empresario Francisco Olmos como el máximo artífice de la operación y la persona que la planeó. “Es el que hizo toda la historia. Sacó a Aguas de Barcelona y convenció a los socios locales para hacer la operación de esta manera. E hizo algo todavía más alucinante, buscar a alguien en Colombia y convertirse a la vez en socio del Canal y en el elaborador del informe de valoración, es decir, el mismo que vendía propició el informe que servía para valorar la compra". Y continúa. “Solamente lo identifiqué, no sé si iba de la mano de alguien” matiza. Por esta operación continúa imputado el exministro, Alberto Ruíz Gallardón, entonces al frente de la Comunidad.

El enlace del Canal con Olmos era, según De Miguel, Jose Antonio de Cachavera, directivo en OHL tras abandonar el Canal. "¿Y qué pintaba ahí Tecvasa?" Pregunta Velasco. "Es una sociedad que crea Francisco Olmos, no se si algún socio más, o alguna caja de ahorros, y el que convence a los responsables de la empresa pública de que era conveniente que él tuviera un 25% de la operación para una mayor garantía de continuidad". Velasco repreregunta. "¿Sabe si el señor Zaplana estaba detrás de la creación de la empresa Tecvasa?". "- No tengo ni idea" responde.

Según el exgerente, la sociedad en Panamá que sirvió de instrumento para adquirir Inassa se trataba de mera ingeniería fiscal para evitar el pago de plusvalías. "¿Y de Emissao (Brasil)? Continúa el juez. “No teng ni puñetera idea señoría? concluye.

A la pregunta de por qué "decide continuar con la estructura en Sudamérica" y "por qué los beneficios no llegaron a la Comunidad de Madrid" De Miguel no sabe responder. Velasco le recuerda en el interrogatorio la necesidad de invertir desde la empresa pública "para obtener beneficios". Y remata "Ustedes mucha inversión pero poco rédito".

Ildefonso dice sentirse “sufridor de una manipulación y una estafa global”. A la pregunta de si financió al PP, ante las reiteraciones del magistrado, responde: “Por supuesto que no”.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?