LAS MUJERES DEL JAMÓN

"Aprender, enseñar y transmitirlo"

Cortadora e importadora, entre otros, de Jamón Ibérico de la Denominación de Origen Protegida de Los Pedroches, Cati Gómez fue la mujer que le abrió las puertas del Instituto Cervantes de Utrech al jamón con sello de calidad europeo

Cati Gómez, en Holanda, el país en el que vive desde hace años y desde la que desarrolla su labor de cortadora y exportadora de productos DOP /

Cati Gómez es onubense de nacimiento y holandesa de adopción. Cortadora e importadora de jamón de Denominaciones de Origen Protegidas de España, tiene una larga trayectoria en el sector y puede presumir de haber llevado el jamón ibérico español al Instituto Cervantes de Utrech.

Por encima de ser una prescriptora de producto, Cati es una mujer enamorada de su profesión, del jamón con sello de calidad y una profunda conocedora de las tendencias de consumo europeas.

Cati será una de "Las Mujeres del Jamón", una de las ponentes que participará este miércoles 5 de septiembre en un acto organizado por la DOP Los Pedroches en la Facultad de Filosofía y Letras de Córdoba, para poner en valor la aportación de las mujeres al sector desde diferentes ámbitos.

¿Qué haces en Holanda y cómo ha sido tu trayectoria hasta llegar al jamón iberico?

Resido en Holanda desde hace 18 años, mi marido es holandés, tengo dos niños, y pase mi infancia entre un pueblecito llamado Santa Bárbara de Casa y la ciudad de Huelva donde estudie en el instituto y posteriormente en la universidad, y bueno al principio de venirme a Holanda me dediqué principalmente aprender el idioma holandés, que es totalmente diferente al inglés. Un idioma que yo dominaba al venirme aquí y una vez que hice todos los exámenes para tener los diplomas de holandés, como segundo idioma, pues solicite en un centro educacional en el sistema educativo holandés donde trabajé durante casi 10 años.

Fue un lugar donde aprendí muchísimo. Trabajar en el sistema educativo de un país te dice mucho sobre el país de cómo funciona, de cómo se relacionan y de cómo son las personas.

Los holandeses son personas independientes, son trabajadores, son bastante puntuales, son formales, y tienen bastante sentido del humor, aunque es un sentido del humor que yo todavía no domino, la verdad.

Aquí casi todo el mundo habla inglés además del holandés. Son personas que se interesan mucho, que se interesan por conocer otras culturas, conocer sus costumbres, conocer su gastronomía.

Una cosa curiosa es que los jóvenes empiezan a trabajar una vez que salen del Instituto. Hay trabajos dedicados a los chavales a partir de los 13 años, que van con su bicicleta repartiendo la propaganda y los periódicos. Y luego cuando ya cumplen los 15 años pues hay determinadas horas a la semana que están reservadas para los estudiantes, para trabajar en los supermercados, reponiendo. Una vez que cumplen los 16 años, ya pueden trabajar detrás de una caja. A mí esto me encantaba y me resulta además muy positivo, porque da igual el nivel económico de sus padres , sino que es un orgullo para los chavales trabajar y ser independiente, ganarse su propio dinero. Esto es algo que para mi, dice mucho de un país.

Holanda es un país muy igualitario. Es uno de los países más igualitarios del mundo. En el ámbito laboral el trato que existe entre el hombre y la mujer es de igual a igual. Como curiosidad decir que cuando se sale a cenar o a tomar algo, cada uno se paga su parte.

¿Cómo empezaste en este mundo del jamón?

Comencé realmente hace 6 años, aunque yo desde que me vine aquí siempre he promocionado los productos españoles: el aceite de oliva, el jamón español, el queso manchego, los vinos españoles. Siempre he sido una fan, y lo sigo siendo, de mi país.

Empecé a pensar que no veía jamón de calidad, que no se conocía apenas nada del jamón.

La gente hablaba de jamón español. Era un poco así abstracto. Se veían algunos jamones en algunos supermercados, (jamón serrano exclusivamente) y en algunos sitios especializados había ibérico, y el corte de jamón no se conocía como se conoce en España. En eventos no se veía tampoco; y empecé a trabajar un poco en esta idea, de introducir el jamón español a través del corte y educar en el jamón.

Los siguientes pasos fuero inscribirme como empresaria en la Cámara de Comercio. Me fui a España a hacer un curso de corte, empecé a trabajar en mi imagen corporativa, mi logo, página web etc.

Pasé los primeros meses, visitando ferias gastronómicas en Holanda y en Bélgica, hablando con importadores cárnicos…pero realmente ahí no obtuve mucho éxito.

Entonces decidí que tenía que irme por otro camino, que quizás sí introducía el corte del jamón a través del vino, pues quizás podrías tener éxito.

Seguí estudiando, hice algunos cursos de vino, me dediqué a informarme, enviar emails a los vinólogos, a las empresas del vino, para ver si querían trabajar conmigo, en una idea de hacer catas de las diferentes partes del jamón combinándolas con diferentes vinos españoles.

Y finalmente, un vinólogo muy respetado se interesó por esa idea y empezamos a trabajar con el jamón.

Entonces era estamos hablando del 2014, acaba de iniciarse la Norma del Ibérico y todavía no había jamones dentro de esa norma.

Empecé a trabajar con Jamón de Huelva. Con este vinólogo dimos a probar las diferentes partes del jamón con sus vinos, y está idea la presentamos finalmente en una masterclass que hicimos en la Feria Internacional del Vino en Amsterdam.

Y está fue un poco mi entrada en el mundo de la gastronomía y del vino así más más seria. Y aunque a raíz de esto no me salió trabajo directamente, mi nombre sí empezó a sonar en las redes sociales. Y yo seguí sembrando, cortando, trabajando, estudiando, formándome.

¿Cómo surgió la idea de llevar el jamón ibérico al instituto Cervantes?

Yo siempre quería hacer algo con el jamón español en un lugar tan emblemático y significativo como el Instituto Cervantes, entonces me hable con el Instituto Cervantes de Utrecht y les comenté esta idea de hacer una masterclass sobre jamón español, la historia y presente, las calidades diferenciadas, y bueno me dijeron que les presentaron proyecto, les presente un proyecto y les pareció buena idea y empecé a trabajar .

A continuación fui a buscar el apoyo de las diferentes denominaciones de origen protegidas del jamón ibérico la DOP de Trevélez la DOP de Teruel y conseguir el apoyo de todas ellas y bueno pues hice dos masterclass en el Instituto Cervantes, y fue una experiencia increíble.

Hice una presentación de todas y cada una de las calidades diferenciadas. Primero hice un recorrido por el jamón español, historia, evolución, su papel en la gastronomía, en la historia y la cultura española; y a continuación me fui parando en una en todas y cada una de las calidades diferenciadas. Presenté los jamones en semicírculo, en igualdad de condiciones y cada vez que presentaba una calidad diferenciada cogía el jamón y lo colocaba en la mesa. Cortaba, lo explicaba, enseñaba los sellos de calidad, (lo que lo diferenciaba), y lo daba a probar.

Realmente para mí eso marco un antes y un después como profesional, porque yo ahí comprendí que eso era a lo que me quería dedicar.

Quería transmitir, quería aprender para enseñar y se convirtió en mi misión: aprender lo que enseño y transmitir lo que siento; que esa es mi misión.

La masterclass fue una experiencia increíble. Las personas que acudieronse mostraron súper interesados porque dicen que no conocían que hubiera calidades diferenciadas del jamón y que ponían en valor el producto muchísimo más. Que habían aprendido que el hecho de consumir un producto con una calidad diferenciada, un jamón con calidad diferenciada les daba un plus y una garantía, que es garantía que muchas veces buscan en un producto y bueno a partir de ahí pues seguí transmitiendo, haciendo masterclass, educando, dando workshop y evidentemente formándome.

Y es lo que he estado haciendo, yo realmente disfruto con el corte, pero yo disfruto transmitiendo, y las personas que tengo enfrente lo notan, lo perciben porque si hay algo difícil de ocultar es el lenguaje no verbal.

Cuando tú eres feliz haciendo lo que haces no se puede ocultar y eso lo notan las personas .

Me dicen “Cati, se te nota la cara de felicidad cuando estás cortando y estás hablando sobre el jamón”.

¿Y cuáles son tus proyectos ahora, en qué estás?

Tengo unos proyectos muy bonitos, mi nombre actualmente en Holanda es reconocido, que es una cosa que es muy positiva.

Pero en lo más positivo para mí es que a mí me mandan mensajes, me mandan fotos a mi Whatsapp personas que hace dos años les hice un corte de jamón y me dicen: que hemos comprado un jamón como este, ¿ qué hacemos?, y eso para mí es lo más importante: que confíen en mí de esa forma, que yo no soy una vendedora de jamón, que han comprado el jamón en España, se lo han traído y cuando han vuelto, confíen en mí para que yo les de consejos, es algo que me hace normalmente feliz.

No que las personas confíen en mí, sobre todo el mundo de la gastronomía.

Actualmente estoy en varios foros gastronómicos donde mi nombre suena y cuando hay una duda sobre el jamón sale mi nombre no me sale luego a mí no en mi redes sociales no que se ha nombrado a Cati Gómez y yo respondo por privado

¿Qué te preguntan?

La semana pasada alguien pregunto ¿dónde puedo conseguir jamón de calidad, o donde me tengo que fijar?. Le dije que busque con pata negra que el término se refiere a jamón de bellota 100% ibérico, le pasé un link de mi página web, donde está el documento, con toda la explicación sobre la Norma de Calidad del Ibérico, y sobre dónde se puede informar, y en ningún momento le mencion pues a mí me puedes comprar jamón, porque es una cosa que no es lo que quiero conseguir. Lo que quiero es que confíe en mí para cuando haya una duda sobre el jamón español.

¿Qué diferencias hay entre los consumidores de aquí y los que tú tienes en Holanda y en otros países?

Qué diferencias hay entre los consumidores con los que yo trabajo. Yo trabajo con personas muy diversas, no hay un público en concreto. Por un lado hay personas y profesionales del mundo gastronómico: restaurantes y cocineros que tienen conocimientos sobre el producto; hay otros que lo trabajan, y algunos de ellos quieren saber más.

Los consumidores en general, tienen conocimientos sobre jamón español, pero no sabe muy bien diferenciar los tipos de jamones que existen ,cómo diferenciar los jamones de calidad y muchas personas siguen utilizando los términos “pata negra” para todos los jamones españoles…

Suena últimamente mucho el término “bellota”. Se está vendiendo mucho ese término, y a mí es una cosa que me está llegando a preocupar, porque se está vendiendo mucho el término “bellota”. Se está vendiendo más que le termino “100% ibérico”. Entonces yo ahí lo único que creo es que el tema educacional es importante.

¿Qué les cuentas y qué grado de conocimiento tienen de un jamón 100% ibérico de la DOP Los Pedroches?

En los países europeos donde suelo viajar como , Holanda, Bélgica, Dinamarca, Suecia,Alemania se observa un desconocimiento general de lo que significa un jamón de bellota 100% ibérico de la DOP Los Pedroches.

Sí reconocen el logotipo del sello de calidad de la DOP, por lo que yo considero la importancia de explicar este producto específico.

¿Qué les cuento?, principalmente les cuento que están ante un producto de muchísima calidad, diferenciada y diferente, y que es un producto ligado a un territorio, que además de ser un jamón proveniente de cerdos 100% ibéricos alimentados con bellotas y pastos en su fase de montanera, están ante un sello de calidad de la Unión Europea, y eso lo entienden enseguida.

Les enseño el logotipo de la DOP que aparece en la vitola del jamón y este sello lo reconocen inmediatamente.

Les explico además algunos aspectos y requisitos contenidos en el pliego de condiciones de la DOP Los Pedroches, y le explicó además que estos requisitos los debe de cumplir los productores de jamón que quieren ampararse bajo esta Denominación de Origen Protegida.

Les enseño la pieza de jamón, cómo identificar la vitola y el precinto de la DOP y la vitola del fabricante, que hay que diferenciarla y le recalco que siempre deben de permanecer en el jamón

¿Cuál crees que es tu aportación en este momento al mundo del jamón de denominación de origen protegida?

Bueno, quizás que tengo una visión más amplia del mundo del jamón, ya que a la perspectiva internacional adquirida , el amor a mi país, a mis raíces, al jamón y por un lado tener conocimiento de dos culturas, por otro tener conocimiento del producto, en el que no dejado de formarme, tener conocimientos del mercado internacional ,conocer idiomas y por otro mi capacidad de transmitir y comunicar mis conocimientos y sentimientos sobre el jamón y esto lo hago con entusiasmo y esto al final lo percibe el público

¿Qué crees que están aportando a este sector mujeres como tú, mujeres que se incorporan a un sector hasta ahora muy masculinizado?

Bueno el estilo de trabajo de las mujeres está más orientado a las personas y a las tareas y menos orientados a temas como liderazgo y competitividad. Creo que la aportación femenina garantiza que haya es equilibrio en el sector y que a la vez se garanticen procesos de equilibrio en las empresas y que se genere una mayor productividad.

El equilibrio de género es muy valioso y muy necesario, pero creo yo creo en equilibrio cualitativo y no cuantitativo. Creo en las personas y en sus capacidades independientemente de su género, considero importante dar a las mujeres que quieran desarrollarse y crecer en este sector la oportunidad sin poner trabas. Y bueno, si miramos desde un punto de vista de las empresas del sector hoy en día es muy importante que las organizaciones se adapten a los cambios, en el mercado laboral y el mercado de ventas. Y una empresa que propicia que su fuerza de trabajo sea más diversa, creo que le va a permitir responder mejor cuanta más diversidad para atender las necesidades de sus clientes, que son, tanto hombres como mujeres

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?