La firma de Iñaki Gabilondo

Un triste aniversario

Hoy hace un año, el miércoles 6 de septiembre de 2017, el secesionismo catalán consumaba la ruptura con la legalidad

Hoy hace un año, el miércoles 6 de septiembre de 2017, el secesionismo catalán consumaba la ruptura con la legalidad. / CADENA SER

Hoy hace un año, el miércoles 6 de septiembre de 2017, el secesionismo catalán consumaba la ruptura con la legalidad. A pesar de las advertencias de los letrados del Parlament, Junts pel Sí y las CUP aprobaban la ley de referéndum de independencia que esa misma noche convocaba para el 1 de octubre el president Puigdemont

Un par de horas después, en la madrugada del día 7, se aprobaba la segunda ley, que culminaba el salto a la ilegalidad, la de transitoriedad jurídica que desarrollaba las estructuras de la Cataluña independiente. 

Los protagonistas de estas iniciativas eran perfectamente conscientes del paso que estaban dando. Pocas semanas después Puigdemont se lo reconocía a Jordi Ëvole. pero en aquellos días todos parecían querer asumir las consecuencias de sus actos. Eran tiempos de fervor creciente y de autoconfianza máxima; posteriormente ya no. 

Traspasaron otras líneas legales de mayor entidad aún, como la declaración unilateral de independencia o la proclamación de la república. Pero de pronto, los héroes dispuestos a arrostar los riesgos de su epopeya se habían transmutado en simples víctimas sin responsabilidad alguna, sin nada que pagar, ni mucho ni poco. Como si con la desdichada actuación policial del 1 de octubre se hubieran borrado todas las ilegalidades. No es así, naturalmente, pero en ese punto han instalado ahora las barricadas. 6 de septiembre, un triste aniversario.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?