Cadena SER

Emisoras

Buscador de emisoras

Ir

Selecciona tu emisora

España

Rato atribuye al Banco de España la fusión y al Gobierno la salida a Bolsa de Bankia

El exvicepresidente del Gobierno, que cobró 2.050.000 euros en 2011, no asume responsabilidades por el hundimiento de Bankia y culpa a los gobiernos de Zapatero y Rajoy

Rato, increpado al llegar a la Audiencia Nacional. Afectados por las preferentes de Bankia que se han concentrado con pancartas en las puertas de la Audiencia Nacional y han increpado al ex presidente de la entidad Rodrigo Rato al grito de "chorizo", "estafador" y "ladrón" a su llegada al tribunal.Rodrigo Rato declara hoy como imputado ante el juez Fernando Andreu en la causa en la que investiga delitos de administración desleal y apropiación indebida, entre otros, en la constitución y salida a bolsa de Bankia. Pancartas en las que se podía leer "Bankia preferentes, roba a los ancianos" o "Rato, uno de los grandes chorizos y sinvergüenzas de España" han recibido al ex presidente en la Audiencia. / ATLAS

El exvicepresidente del Gobierno y expresidente de Bankia Rodrigo Rato ha atribuido al Banco de España la fusión de las siete cajas de ahorros que formaron Bankia y ha mantenido que el Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero forzó la salida a Bolsa de la entidad y el de Mariano Rajoy provocó la reformulación de las cuentas al aprobar el decreto sobre el saneamiento de los activos inmobiliarios en el sector financiero y desautorizar sus planes, según fuentes del caso.

Rodrigo Rato ha mostrado "aplomo y tranquilidad" en su declaración como imputado ante el juez y un fiscal "especialmente correcto". Parecía que Rato "estaba dando una conferencia", apoyando su mano en la barbilla o quitándose las gafas para enfatizar su argumento, según testigos presenciales.

Rato ha rechazado toda responsabilidad. ¿La culpa del mal estado de la entidad?, del deterioro económico mundial. ¿Las causas del hundimiento de Bankia?, del Gobierno de Zapatero primero, por forzar la salida a Bolsa antes de lo que Rato deseaba, y sobre todo del Ejecutivo de Mariano Rajoy, el que le ganó la partida por la sucesión, porque planteó unas exigencias desmesuradas para Bankia que causaron su caída.

En este sentido, Rodrigo Rato ha explicado que el pasado 17 de abril, cuando el Banco de España acababa de aprobar su plan de saneamiento, el Ministerio de Economía dirigido por Luis De Guindos le exigió que en dos semanas aprobase otro plan que fuera mucho más agresivo. Rato dice que lo elaboró y presentó en el plazo previsto, pero Economía también lo rechazó, lo que provocó su dimisión al entender que había "perdido la confianza".

Rato también ha asegurado que el auditor Deloitte nunca puso pegas a las cuentas. Sostiene que el 4 de mayo el auditor Francisco Celma le dijo que tendría el informe al día siguiente "aunque tuviera que quedarse toda la noche", pero el documento nunca llegó. Rato dimitió tres días después "sin saber", según ha dicho, "por qué no se había presentado". También ha añadido que el Banco de España le forzó a incluir a Bancaja en el grupo Bankia.

El expresidente de Bankia ha pasado un momento incómodo cuando el juez le ha preguntado por qué la empresa Lazard, en la que él trabajó, fue la contratada para asesorar a Bankia en su salida a Bolsa. Rato ha explicado que solo había dos empresas capaces de hacer ese estudio y que no existía ninguna irregularidad. El juez Andreu ha insistido "¿Y desde el punto de vista estético?", Rato ha respondido que no lo veía especialmente alarmante.

Rodrigo Rato ha hecho uso de su derecho a la última palabra para asegurar que en todo momento su objetivo fue la modernización de la banca española. Que pensaba que Bankia era transparente, y que siempre trabajó codo con codo y recibió el visto bueno del Banco de España a sus planes.

Centenares de afectados por las preferentes le esperaban tras casi tres horas de declaración. A la salida, le han abucheado con gritos de "sinvergüenza", "chorizo" o "ladrón" entre otros.

Todo gente mayor, que se considera estafada por la emisión de participaciones preferentes preferentes, que se ha acercado "a protestar por la gestión de Rato", y que criticaba "al Gobierno" por no ayudarles "como prometió".

Rato sigue imputado, en supuestos delitos de falsedad, apropiación indebida, administración desleal y maquinación para alterar el precio de las cosas. En 2011, según los datos oficiales de Bankia, cobró un total de 2.050.000 euros de la entidad.

Se antojan trascendentales ahora las declaraciones como testigos del auditor Francisco Celma y del actual presidente de Bankia, José Ignacio Goirigolzarri. No se descarta la solicitud de comparecencia de Luis de Guindos.

'Punto de Fuga: Así se hundió la banca (2/12/2012).