Cadena SER

Emisoras

Buscador de emisoras

Ir

Selecciona tu emisora

Sociedad

El papa Benedicto XVI renuncia a las 20 horas

Por primera vez en seis siglos un papa dirá adiós en vida a su pontificado

El papa Benedicto XVI, durante su último encuentro con los cardenales en el Vaticano / REUTERS

El papa Benedicto XVI pondrá fin a su pontificado de casi ocho años este jueves, a punto de cumplir 86 años. Antes, a las 11:00 horas, se ha encontrado personalmente con todos los cardenales presentes en Roma y por la tarde, a las 17:00 horas, partirá en helicóptero hacia Castengandolfo, donde está previsto que pronuncie una breves palabras.

Será a las 20:00 horas, cuando concluye tradicionalmente su jornada de trabajo, cuando la sede de San Pedro quedará vacante. Una vez convocado el cónclave o reunión del Colegio Cardenalicio de la Iglesia Católica Romana, un total de 115 cardenales elegirán a un nuevo Pontífice.

"No abandono la Cruz, sino que me mantengo de un modo nuevo en el Señor Crucificado, en el servicio de la oración permanezco", ha dicho Benedicto XVI este miércoles, en la última audiencia de su Pontificado, ante más de 150.000 fieles congregados en la Plaza de San Pedro.

También en su último Ángelus, subrayó que no abandonaba la Iglesia y que continuaría sirviéndola "con el mismo amor", añadiendo que el Señor le había llamado a dedicarse "aún más a la oración y a la meditación" pero de un modo más adecuado a su edad y a sus fuerzas. En la misma línea, en su último encuentro con el clero romano, confesó que se retiraba para rezar, puntualizando que estará cerca de los obispos y sacerdotes "y desaparecido para el mundo".

Cuando se materialice su renuncia, Benedicto XVI recibirá el título de papa emérito o romano pontífice emérito, vestirá con la sotana blanca simple y los zapatos marrón que le fueron regalados en su viaje a León (México). El anillo del Pescador será "anulado", es decir, rasgado con una raya o una cruz con el fin de que quede "inutilizable" y permanecerá en el Vaticano. El Vaticano cerrará la cuenta de Twitter @Pontifex, al menos hasta que se elija al nuevo pontífice.

El pasado 11 de febrero, Benedicto XVI comunicó su decisión en latín ante el consistorio para la canonización de los mártires de Otranto. "Después de haber examinado ante Dios reiteradamente mi conciencia, he llegado a la certeza de que mis fuerzas, debido a mi avanzada edad, no se adecuan por más tiempo al ejercicio de mi Ministerio. Con total libertad declaro que renuncio al ministerio de obispo de Roma y sucesor de Pedro, que me fue confiado por medio de los cardenales el 19 de abril de 2005", anunció en ese encuentro.

El pontífice se acoge así al Código de Derecho Canónico al renunciar en libertad y adoptar su decisión con plena "lucidez" sin que exista, según el Vaticano, ninguna enfermedad en curso que haya influido en su decisión.

Esta renuncia no es un hecho insólito en la historia de la Iglesia Católica ya que es la última de una lista de al menos cinco papas que, a lo largo de la milenaria historia de la institución, han tomado esta decisión por distintas causas. El sucesor que resulte elegido durante este mes de marzo será el 266 papa de la Iglesia católica.

Benedicto XVI: ''Agradezco a todos el respeto a la decisión que he tomado con plena libertad''. 

Cardenal Ricard María Carles: "La Iglesia debería mirar hacia dentro y hacia fuera".