¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

Mariano Rajoy, investido presidente con la abstención de 68 diputados socialistas

  • El líder del PP apela al diálogo y al entendimiento, forzado por una configuración parlamentaria que le hará muy difícil gobernar
  • La votación escenifica en el Congreso la profunda fractura de los socialistas, que provocó a primera hora la dimisión como parlamentario del exsecretario general, Pedro Sánchez

El líder del PP, Mariano Rajoy, es felicitado por el portavoz del PSOE, Antonio Hernando, tras ser investido hoy presidente del Gobierno. / Foto: Juan Carlos Hidalgo (EFE) | Vídeo: Atlas

Como estaba previsto, Mariano Rajoy ha sido investido hoy presidente del Gobierno en segunda votación. Después de su fracaso del pasado jueves, cuando no consiguió la mayoría absoluta de la Cámara, en esta ocasión el candidato popular necesitaba conseguir más votos a favor que en contra, para lo que eran necesarias al menos diez abstenciones.

El que resiste gana

La investidura confirma la estrategia política que Rajoy ha utilizado en su vida política: esperar a que escampe.

Finalmente han sido 68 los socialistas que se han abstenido (la murciana María González Veracruz y la asturiana Adriana Lastra, "por imperativo"), incluidos afines a Pedro Sánchez como César Luena, Patxi López y Antonio Hernando, el encargado de defender la postura oficial del grupo en la tribuna del Congreso. Los 170 diputados del Grupo Popular, Ciudadanos y Coalición Canaria han otorgado su apoyo a Rajoy.

Las abstenciones más sonadas del Grupo Socialista. / ATLAS

Los restantes 111 han votado en contra, incluidos 15 del Grupo Socialista (los del PSC Joan Ruiz, Marc Dalmau, José Zaragoza, Meritxell Batet, Manuel Cruz, Lidia Guínart y Mercè Pere; los baleares Sofía Hernanz y Pere Joan Pons; la zaragozana Susana Sumelzo; la palentina María Luz Martínez Seijo; la ourensana Rocío de Frutos; el guipuzcoano Odón Elorza y las independientes Margarita Robles y Zaida Cantera).

Los 15 'noes' del PSOE a Mariano Rajoy. / ATLAS

"Yo tenía muy claro que mi compromiso con los votantes socialistas era no favorecer un Gobierno del Partido Popular", ha justificado después Robles, que ha confirmado que mantendrá el escaño.

Tras varios días de incógnitas sobre cuántos diputados del PSOE se saltarían el mandato del Comité Federal de abstenerse en la segunda votación de investidura y gruesas palabras acerca de qué consecuencias les traería su insumisión, la fractura socialista se ha llevado por delante a primera hora del domingo el escaño del exlíder socialista, Pedro Sánchez, y al terminar la jornada, la unidad del grupo parlamentario. Los interrogantes ahora son las posibles sanciones a los díscolos y, dado que entre los desobedientes están los siete diputados socialistas catalanes, qué ocurrirá con la relación que mantienen Ferraz y el PSC. El portavoz de la gestora socialista, Mario Jiménez, ha admitido después de la votación que el partido sólo puede sancionar a los seis de los 15 diputados díscolos que son militantes y ha añadido que la indisciplina de los integrantes catalanes del Grupo Socialista hace "absolutamente indispensable" proceder a una "evaluación" de la relación entre el PSOE y el PSC.

Sánchez y el 'no' como penitencia

Un recorrido por la trayectoria de Pedro Sánchez al frente del PSOE desde su nombramiento como secretario general de los socialistas en julio de 2014.

En las calles cercanas al Congreso, varios miles de personas han mostrado en la calle y bajo un fuerte dispositivo policial su rechazo a la investidura de Mariano Rajoy. En la marcha han participado algunos diputados de Unidos Podemos, como Rafael Mayoral y Alberto Garzón.

La manifestación 'Rodea el Congreso' protesta contra la investidura de Rajoy. / ATLAS

Al presidente electo le espera ahora una legislatura endiablada, que tendrá que construir sobre una precaria aritmética parlamentaria y contra los acuerdos que puedan tejer entre sí los grupos de la oposición.

El abecedario de la nueva legislatura. / Rafa Muñiz

"No se sostiene apoyar la investidura y desamparar al Gobierno resultante", ha dicho Mariano Rajoy en su discurso de hoy, en el que ha  reclamado al PSOE y a Ciudadanos que le dejen gobernar, no solo ocupar el sillón de presidente. El portavoz socialista, Antonio Hernando, le ha pedido diálogo y el presidente de Ciudadanos, Albert Rivera, le ha asegurado que no debe tener miedo si cumple los compromisos que adquirió con la formación naranja.

En efecto, nunca antes en democracia una legislatura comenzó con tantas posibilidades de concluir anticipadamente. Un calendario judicial sin tregua para el PP y las comisiones de investigación impulsadas por la oposición auguran fuertes dolores de cabeza al presidente electo.

Mariano Rajoy: "Vamos a tratar de buscar acuerdos y entendimiento con todos". / ATLAS

También la elección de los ministros del nuevo Ejecutivo. Después de la votación, ya en los pasillos del Congreso, Mariano Rajoy ha anunciado que dará a conocer la composición de su nuevo Gobierno el próximo jueves por la tarde. Los principales puntos de atención son cómo se resuelve la tensión entre Luis De Guindos y Cristóbal Montoro, si finalmente María Dolores de Cospedal entra a formar parte del Consejo de Ministros y si se quedan fuera los nombres más polémicos del actual gabinete, como el reprobado Jorge Fernández Díaz.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?