¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

SER y estar bien

¿Y si los sobres de azúcar fueran de 5 gramos y no de 8?

Portugal reduce el tamaño de los sobres de azúcar para frenar el número de casos de diabetes

Portugal está a la cabeza de Europa en número de diabéticos. / ATLAS

Diabetes, caries, obesidad, enfermedades cardiovasculares... el exceso de azúcar está detrás de esas enfermedades. Portugal ha decidido tomarse en serio la amenaza y le ha declarado la guerra al azúcar.

El país vecino ha visto cómo, en los útimos años, se han incrementado el número de diabéticos y las enfermedades cardiovasculares a causa de un elevado consumo de azúcar. Para frenar este crecimiento, el gobierno luso ha puesto en marcha una serie de medidas para reducir su consumo.

Encuesta

¿Ves positivo reducir de 8 gramos a 5 el contenido de los sobres de azúcar?

Votar Ver resultados »

La última es la reducción del tamaño de los sobres de azúcar que se sirven en las cafeterías. Hasta ahora eran de 8 gramos (igual que los que puedes enocontrar en España) pero los han reducido en 3 gramos, hasta los 5 gramos. Los consumidores preguntados por si echan de menos esos 3 gramos de azúcar en su café aseguran que no se nota y que es una cuestión de hábitos.

Además, en Portugal ya está en marcha el fat tax, un impuesto sobre las bebidas azucaradas por el que las bebidas con más de 80 gramos de azúcar por litro están gravadas en 16,46 euros por cada 100 litros y las bebidas con menos de 80 gramos de azúcar por litro pagarán un impuesto de 8,22 euros por cada 100 litros.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) animó a finales de 2017 a los gobiernos de todo el mundo a gravar el precio final de venta de las bebidas azucaradas.

En España, hace unos meses el ministro Cristóbal Montoro habló de incorporar el impuesto fat tax en nuestro país, una proposición de ley que de momento no está en marcha y que, según la ministra de Agricultura, está lejos de ser una realidad.

Por otro lado, las máquinas expendedoras portuguesas no ofrecen productos poco saludables y está previsto que incorporen menús saludables en todos las instituciones públicas, hospitales y colegios.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?