¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

Susbríbete a nuestra newsletter

'Espionaje artesanal' para lograr el mejor cruasán de mantequilla de España

Gil Prat, de la pastelería Prat Can Carriel, gana el premio al 'Mejor Croissant Artesano de Mantequilla de España'

El mejor 'croissant' de España. /

Gil Prat se lo ha currado mucho. Quería hacer el mejor cruasán de mantequilla de España y, para conseguirlo, se ha pasado años comprando, analizando y probando el de los ocho anteriores ganadores del título que otorga el Gremio de Pastelería de Barcelona. Una auténtica operación de espionaje artesanal que, finalmente, ha dado sus frutos porque el 'Mejor Croissant' de 2017 es el suyo y solo se vende en la pastelería familiar que regenta en Roda de Ter (Barcelona): Prat "Can Carriel".

"Es un cruasán muy hojaldrado, con unos alveolos muy grandes y con un sabor que te hace viajar", cuenta por teléfono. "A veces un poco dulce, a veces un poco salado... A medida que lo degustas, va cambiando".

El pastelero catalán asegura que el secreto consiste en "buscar la excelencia" en todos los ingredientes y procesos (la elaboración le lleva cerca de seis horas, que se convierten en 24 al sumarle el tiempo de reposo), pero destaca la calidad de la mantequilla Debic, premiada en la última Copa del Mundo de Pastelería de Lyon.

El jurado de la décima edición del concurso, al que se han presentado 50 participantes, estaba formado, entre otros, por el ganador de la pasada edición, Toni Vera (Canal); el Campeón del Mundo de Pastelería 2011, Josep Mª Rodríguez; y el autor del Mejor Panettone del Mundo, Giuseppe Piffaretti.

Gil Prat, autor del 'Mejor Croissant de Mantequilla' de España 2017. / MONKEYS

Gil Prat representa, junto a su hermano mayor, la cuarta generación de una pastelería familiar fundada en 1900 y que, hasta ahora, contaba con los panellets [dulces catalanes típicos del otoño] como producto estrella. También venden turrones, mermeladas, bizcochos o pastas de té, entre otros productos, pero siempre recién hechos y elaborados de forma artesanal. El precio del mejor cruasán de mantequilla de España: 1,50 euros. ¡Un lujo asequible!

El negocio está ubicado en Roda de Ter, un pequeño pueblo "muy bonito" de la comarca de Osona, célebre hasta ahora porque es donde nacieron los escritores Miquel Marí i Pol y Emili Teixidor. Pero todo apunta a que puede convertirse en nuevo centro de peregrinación para los amantes del croissant. Una posibilidad de la que Gil Prat dice sentirse muy orgulloso porque su búsqueda de la excelencia, según cuenta, le ha servido para crecer de forma personal y profesional.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?