¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

Declaración Unilateral Independencia

La causa contra el procés y el 21-D

En sus autos, el juez Pablo Llarena ha mencionado la convocatoria electoral catalana como punto clave en varias consideraciones: a la hora de entender que algunos imputados no van a fugarse o que Junqueras va a reincidir

Carteles de los candidatos de Junts per Catalunya en la inauguración de la sede de campaña / ()

La investigación contra el procés independentista discurre en el Tribunal Supremo en paralelo a la carrera electoral de cara a los comicios catalanes del 21 de diciembre. En diversos autos y escritos hechos públicos en las últimas semanas, el juez Pablo Llarena ha situado la cita electoral como un elemento clave a la hora de valorar, por ejemplo, el riesgo de fuga o de reiteración delictiva de Carles Puigdemont, los exconsellers destituidos y los miembros de la Mesa del disuelto Parlament.

Renunciar a la actividad política

En su auto del pasado nueve de noviembre, el juez Llarena envió a prisión bajo fianza de 150.000 euros a la expresidenta del Parlament, Carme Forcadell. Un auto en el que el magistrado valoraba a la baja el riesgo de fuga y en el que la cita electoral del 21 de diciembre se convertía en una garantía: la de que los imputados no iban a reincidir en caso de presentarse y conseguir un asiento en el Parlament.

Carlés Mundó y Carme Forcadell / ALBERT GEA (REUTERS)

El juez explicaba que evaluaba ese riesgo de reiteración delictiva "considerando que el devenir político más próximo y cercano pudiera propiciar la persistencia en la actuación fuera del marco constitucional y transformar la próxima legislatura, en un ilegal proceso constituyente". Las elecciones, por tanto, constituyen un riesgo para el magistrado pero también una garantía, según destacaba entonces: "Han manifestado que, o bien renuncian a la actividad política futura o, los que desean seguir ejerciéndola, lo harán renunciando a cualquier actuación fuera del marco constitucional".

Riesgo de fuga

Del mismo modo en que la cita electoral sirve al juez Llarena para alertar de la posible reiteración delictiva, también sirve para considerar neutralizado, al menos en parte, el riesgo de fuga de algunos imputados como son los miembros del Govern a los que permitió pagar una fianza de 100.000 euros este lunes para abandonar la cárcel.

En su auto de ese cuatro de diciembre, el magistrado se refería al caso de los exconsellers Romeva, Turull, Rull y Mundó afirmando que todos "reconocen que todavía mantienen la misma aspiración que impulsó el comportamiento que se investiga" pero que la candidatura de varios de ellos por Junts Per Catalunya y ERC implica una "opción de presencia".

Dijo el escrito que es "una opción de presencia que refleja también su incorporación  a diferentes candidaturas políticas, a fin de participar en las elecciones autonómicas que tendrán lugar el día 21-D y poder desarrollar la actividad parlamentaria que de esas elecciones puede derivarse".

Volver a España

En su auto de ayer, en el que retiraba las órdenes europeas e internacionales de detención contra el expresident Puigdemont y los exconsellers que se encuentran en Bélgica, el juez volvía a mencionar la cita electoral del día 21 para, en este caso, confiar en que terminarán volviendo a nuestro país aunque sea para tomar posesión del cargo que previsiblemente obtendrán en los comicios. 

BÉLGICA SE QUEDA FUERA

El juez Llarena ha decidido retirar las órdenes internacionales de detención contra Puigdemont y los exconsellers

"Con posterioridad a la emisión de las órdenes europeas de detención, los investigados parecen haber mostrado su intención de retornar a España, con la finalidad de tomar posesión y ejercer unos cargos electivos para cuyos comicios se han presentado recientemente", dice el escrito.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?