Franco, comparado con los demás: ¿Qué se hizo con los restos de los principales dictadores del siglo XX?

En un cementerio familiar u ocultos tras un lápida con un nombre falso, son algunos de los lugares donde descansan los restos

Vista general del Valle de los Caídos Hidalgo / ()

El Gobierno se encuentra en plena disputa por la retirada de los restos de Francisco Franco del Valle de los Caídos. Una medida considerada imprescindible por algunos e innecesaria por otros. Tanto es así, que en las últimas semanas se han producido manifestaciones en contra y a favor de la exhumación.

La estrategia del ejecutivo pasa por la aprobación en el Congreso de un Real Decreto Ley para así esquivar la oposición de la familia Franco. De esta manera, los familiares del dictador verían disminuidas sus posibilidades, ya que los recursos a una ley son ante el Tribunal Constitucional y solo pueden presentarlos 50 diputados o senadores, el defensor del pueblo o un juez que eleve una cuestión de inconstitucionalidad.

Parece difícil encontrar un sitio adecuado para los restos del dictador, el ayuntamiento de Ferrol ha declarado que "no permitirá el traslado a un panteón que fue obtenido a través de privilegios". Por otro lado, la familia de Franco busca dificultar la exhumación no haciéndose cargo del cuerpo, y puede que debido a su negativa el cuerpo del dictador acabe en un osario. ¿Este posible final puede ser parecido al de otros dictadores?

Hitler (Alemania 1934-1945)

Trayecto del río Biederitz donde se tiraron los restos de Hitler / Google maps

La muerte del dictador alemán supuso la rendición de Alemania en la Segunda Guerra Mundial. El general se suicidó en un búnker junto a su esposa y según la versión oficial, sus restos fueron quemados y enterrados. Sin embargo, se ha demostrado que sus restos, junto con los de Eva Braun y los de la familia Goebbels, fueron exhumados, cremados y arrojados al río Biederitz, cerca de Magdeburgo, en 1970

Mussolini (Italia 1922-1943)

Tumba de Mussolini en Predappio / Sailko/CC BY 3.0/ Creativecommons

Benito Mussolini, uno de los principales precursores del fascismo, acabo sus días de gloria escondido. Se sabe que se ocultó en el maletero de un coche, en un armario y en un convento. Una vez capturado, fue fusilado en la plaza Loreto de Milán y posteriormente entregado a su familia para que lo enterrara en su pueblo. Los restos de su cuerpo descansan en el cementerio de San Cassiano, en Predappio.

Ceausescu (Rumanía 1965-1989)

Tumba de Nicolae Ceausescu / Adam Jones Adam [CC BY-SA 3.07 Creativecommons

El dictador rumano y su mujer fueron capturados y fusilados por un escuadrón militar el día de Navidad después de escapar de unas manifestaciones multitudinarias en Bucarest, que marcaron el final del comunismo en el país. La ejecución se produjo en una base del Ejército y los cuerpos fueron enterrados sin ninguna ceremonia. En el 2010, tras una prueba de ADN promulgada por su hijo, se descubrió que está enterrado en un cementerio de Bucarest.

Pinochet (Chile 1973-1990)

El dictador es de los pocos que falleció por causas naturales. Murió en 2006, antes de que concluyera el proceso judicial sobre los actos cometidos durante su mandato. Fue enterrado sin honores de estado en un multitudinario funeral al que acudió parte del Ejército de Chile y la ministra de Defensa, como representación del Gobierno de Bachelet. Tras ser incinerado, los restos del dictador fueron entregados a su familia, quién le enterró en la parcela privada de Los Boldos, en Bucalemu.

Pinochet y la Junta Militar de Gobierno / Archivo general histórico del Ministerio de Relaciones Exteriores

Pinochet acudió al entierro de Franco y quedó fascinado con el acto. "Le gustaría construir en Chile un Valle de los Caídos que le recordara para la posteridad", declaró Lorenzo Olarte, presidente del Cabildo de Gran Canaria, tras recibir al dictador en la escala de su vuelo procedente de Madrid. 

Videla (Argentina 1976-1981)

Jorge Videla y su junta de Gobierno / Gobierno Argentino

El dictador murió por causa naturales mientras cumplía cadena perpetua por los delitos de lesa humanidad perpetrados durante su presidencia. Sus restos, según publicó el diario Clarín, están enterrados en una tumba con nombre falso en un cementerio privado del Gran Buenos Aires (periferia de la capital). Su familia quería enterrarlo en el panteón de su ciudad natal junto a sus antepasados. Sin embargo, desistieron por las protestas ciudadanas. Según el mencionado diario argentino, los restos de Videla se encuentran enterrados bajo una lápida que dice "Familia Olmos".

Mausoleo para los dictadores rusos 

Mausoleo de Lenin / CaritasUbi /CC BY-SA 3.0/ Creativecommons

Tumba de Stalin / Benjamín Núñez González /CC BY-SA 4.0/ Creativecommons

Mejor suerte han tenido los líderes rusos del siglo XX. Los cuerpos de Stalin y Lenin descansaron juntos durante unos años en un mausoleo con sus respectivos nombres. Así fue hasta que en 1961, con la reforma nombrada como la desestalinización, se decidió que el cuerpo de Stalin fuera retirado del mausoleo y enterrado en una tumba cerca de la Muralla del Kremlin. Más tarde se construyó un monumento sobre la tumba que se puede observar desde la mítica plaza roja.

Un dictador enterrado en Madrid

Rafael Leónidas Trujillo, gobernó como dictador de la República Dominicana durante casi 31 años hasta que el 30 de mayo de 1961 fue asesinado en una emboscada mientras iba en su automóvil. En su país no querían acoger sus restos y gracias a su amistad con Franco encontró acomodo en el cementerio madrileño del Pardo.

cadenaser.com

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?