¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

Bruselas ve "ilegal" la expropiación de YPF sin una compensación adecuada

Como primera medida la Comisión Europea ha suspendido la reunión UE-Argentina prevista para esta semana.- Barroso se ha mostrado "seriamente decepcionado" por la expropiación

Las primeras reacciones comunitarias a la expropiación de la petrolera YPF por parte del Gobierno argentino se han producido al fin al mediodía de este martes. La Comisión Europea ha calificado de "ilegal" la decisión de Argentina y ha anunciado que estudia "todas las opciones posibles" de represalia. Para empezar, Bruselas ya ha suspendido, a petición del Ejecutivo español, la reunión en Buenos Aires del comité de cooperación entre la UE y Argentina prevista para el jueves y el viernes. El presidente de la Comisión, José Manuel Durao Barroso, se ha mostrado "seriamente decepcionado" por la decisión del Gobierno de Cristina Fernández de Kirchner.

La Comisión Europea ha tachado este martes de "ilegal" la expropiación por parte de Argentina de la petrolera YPF, filial de la española Repsol, y ha anunciado que está estudiando "todas las opciones posibles" de represalia contra esta decisión.

Como primer paso, el Ejecutivo comunitario ha decidido, tal y como había pedido España, suspender la reunión del comité de cooperación entre la UE y Argentina, un foro creado en el Acuerdo Económico de 1990 y en el que se discuten las relaciones bilaterales.

"Entendemos que la expropiación contemplada es ilegal en la medida en que se produzca sin compensación adecuada, justa y rápida", ha dicho la portavoz de la Comisión, Pia Ahrenkilde. El comisario de Comercio, Karel de Gucht, tiene previsto enviar una carta a su homólogo argentino en la que le reiterará las "serias preocupaciones" de la UE sobre este caso.

"Debido al clima que se ha creado por esta situación, la Comisión Europea ha decidido posponer el comité conjunto UE-Argentina, que estaba prevista para el 19 y 20 de abril", ha anunciado la portavoz.

"Mientras tanto, y a petición del presidente (José Manuel Durao Barroso), la Comisión está estudiando, en estrecho contacto con las autoridades españolas, los próximos pasos y analizando todas las opciones posibles disponibles", ha explicado.

La portavoz ha eludido desvelar cuáles son las opciones posibles, pero ha recordado que el Tratado de Lisboa convierte en "competencia exclusiva" de la UE la protección de las inversiones comunitarias en el extranjero.

Barroso, "seriamente decepcionado"

El presidente de la Comisión Europea, José Manuel Durao Barroso, se ha declarado "seriamente decepcionado" por el anuncio de la expropiación del 51% de YPF por parte del Gobierno argentino, y ha pedido a Argentina que honre sus compromisos internacionales y bilaterales con España.

"La Comisión Europea ya trasladó sus preocupaciones al Gobierno argentino, enfatizamos en la necesidad de que se encuentre soluciones de mutuo acuerdo que no dañen el clima de negocios y por eso estoy seriamente decepcionado por el anuncio de ayer", señaló Barroso a la prensa tras reunirse con el presidente de la República Federal de Alemania, Joachim Gauck.

El presidente del Ejecutivo comunitario recalcó que espera de las autoridades argentinas que "respeten sus compromisos y obligaciones internacionales, especialmente aquellos que resultan del acuerdo bilateral sobre la protección de inversiones con España".

Barroso ha pedido a los servicios comunitarios que "sigan de cerca" este asunto y que le den además "máxima prioridad".

Ya ayer, el portavoz comunitario de Comercio, John Clancy, advirtió a Argentina de que la expropiación del 51% del capital social de YPF, controlada por la española Repsol, enviaría una señal "muy negativa" a los inversores y podría dañar seriamente el clima de negocio en el país.

Clancy expresó el deseo de la Comisión Europea de que las diferencias entre el Gobierno argentino y Repsol YPF puedan ser limadas a través de una solución común que satisfaga a ambas partes.

El Ejecutivo comunitario aboga en este sentido, tal y como ha indicado Barroso, por encontrar una "solución de mutuo acuerdo que no dañe el clima empresarial y las relaciones entre la UE y Argentina".

La semana pasada, la Comisión Europea dijo que está "del lado de España" en esta polémica con Argentina, aunque ha reconocido que la UE no cuenta en la actualidad con mecanismos jurídicos para presionar al país latinoamericano con el fin de que cumpla sus compromisos en relación con las inversiones de empresas de países comunitarios en su territorio.

El Ejecutivo comunitario prevé expresar su preocupación por el impacto negativo que puede tener la expropiación en los intereses económicos y comerciales de la UE y en las relaciones bilaterales durante la reunión del comité conjunto UE-Argentina que tendrá lugar los próximos 19 y 20 de abril en Buenos Aires.

Cargando