Cadena SER

Emisoras

Buscador de emisoras

Ir

Selecciona tu emisora

Sociedad

Wert suprime también las becas Séneca

Los rectores advierten de que con esta decisión se condena a muerte el programa de movilidad de estudiantes dentro del territorio nacional

Después de sostener durante todo el día que estudiaba su posible suspensión, el ministerio ha confirmado definitivamente esta noche a través de un comunicado que no habrá convocatoria 2013-2014 para las becas Séneca. Los rectores hablan de un "golpe de muerte" a los programas de intercambio universitario y se quejan de que el ministerio "no les escucha". Las asociaciones de estudiantes aseguran que la movilidad académica no es un lujo sino una necesidad en un mercado cada vez más competitivo

Suma y sigue en los recortes educativos. Las últimas víctimas del tijeretazo son las becas Séneca, destinadas a garantizar la movilidad de estudiantes entre distintas universidades españolas y que, según ha confirmado el ministerio de Educación, desaparecen en la convovocatorioa 2013-2014. Educación aduce motivos presupuestarios. Según fuentes ministeriales, el aumento del número de solicitantes de becas por motivos de renta debido a la crisis "hace necesario priorizar y concentrar todos los recursos disponibles para preservar las becas generales, recortando el resto".

Las Becas Séneca, el equivalente al programa ERASMUS pero dentro del territorio nacional, ya habían experimentado un recorte de más del 50% en el último presupuesto. Su futuro inmediato pasa por la supresión (aunque Educación habla de una suspensión temporal a la espera de poder recuperar en un futuro la convocatoria). La decisión permite al ministerio ahorrarse cerca de 7 millones de euros. En el presente curso, 2.224 estudiantes se benefician de una Beca Séneca, ayuda dotada con 500 euros mensuales, más una ayuda única de entre 120 y 200 euros para el desplazamiento de los alumnos, en función de la distancia.

Rectores y estudiantes dicen que los recortes amenazan la igualdad de oportunidades

La noticia ha caido como un mazazo entre los rectores españoles que han recibido una comunicación verbal al respecto. "El asunto de las becas es prioritario, y más en el momento actual de crisis. No sólo no hay que recortar las ayudas sino que, al contrario, habría que incrementarlas para garantizar efectivamente la igualdad de oportunidades y que nadie se queda sin estudiar por motivos económicos", ha señalado a la SER, María Victoria Vivancos, secretaria de la Comisión Sectorial de Estudiantes de la Conferencia de Rectores.

"Es evidente que muchos alumnos, y más ahora, no tienen suficientes recursos económicos para poder costearse los estudios fuera de su ciudad de residencia. Esto lo tenemos medido, más del 85% de los estudiantes que acceden a los programas de movilidad universitaria lo hacen con una beca. Si las becas se suprimen, el programa morirá. Es una situación muy grave, y aunque hemos intentado que el ministerio nos escuche y se replantee su decisión, la única respuesta que obtenemos es que no, que no puede ser, y que se va a suprimir la convocatoria. Lo lamentamos profundamente".

Como un jarro de agua fría ha caido también este nuevo recorte entre las asociaciones de estudiantes. "Para nosotros la movilidad, tanto a nivel europeo como nacional, no es un lujo, sino un complemento formativo necesario, ahora que tanto se nos exige en un país como el nuestro, con las altas tasas de paro juvenil, y en un mercado globalizado cada vez más competitivo. Está claro que hay mejores maneras de invertir y recortar en educación no es una opción porque los ajustes en becas acaban afectando siempre más a los alumnos más desfavorecidos desde el punto de vista socioeconómico, y por tanto, se pone en peligro la igualdad de oportunidades", ha señalado a la Ser el presidente de CANAE, Alvaro Ferrer.

María Victoria Vivancos, de la Conferencia de Rectores Universitarios: "En época de crisis no hay que recortar las becas sino incrementarlas". 

Alvaro Ferrer, presidente de la confederación de estudiantes CANAE: "La movilidad no es un lujo, es una necesidad para los jóvenes españoles en el contexto actual de paro y crisis".