¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

Susbríbete a nuestra newsletter

Al presidente de Islandia le gustaría crear una ley que prohíba la piña en la pizza

No obstante, Jóhannesson ha confirmado en Facebook que no puede llevarlo a cabo

La polémica pizza con piña. / ()

El presidente de Islandia Guðni Th. Jóhannesson ha asegurado, en una charla con los alumnos de una escuela secundaria en la ciudad de Akureyri, que le gustaría crear una ley que prohibiese la piña en las pizzas. Durante su visita al instituto, los alumnos le hicieron diversas preguntas como, por ejemplo, cuál era su equipo de fútbol favorito o sobre cómo era su labor al frente del Gobierno.

No obstante, uno de los jóvenes pidió al presidente islandés que ofreciera su opinión sobre la piña en la pizza, un complemento que comenzó a añadirse en las pizzas desde hace ya varios años y que siempre ha estado envuelto en la polémica. Mientras algunas personas opinan que añadir piña a la pizza ha sido la mejor idea de las pizzerías de los últimos años otras creen que se trata de una aberración.

"Crearía una ley que prohibiera la piña"

El líder islandés aseguró, entre risas, que se opone por completo a la piña en la pizza y que le gustaría crear una ley que prohibiera colocar este ingrediente a la pizza en el territorio islandés. Esta respuesta provocó una gran polémica en las redes sociales, donde cada usuario escogió su bando y se situó en contra o a favor de la piña en la pizza.

Horas más tarde, Jóhannesson decidió publicar un comunicado en su perfil de Facebook en el que explicaba que le alegra no tener poder ilimitado porque hay gente a la que les gusta la pizza en la piña: "Me gusta la piña, pero no en la pizza. No tengo el poder para crear leyes que prohíban a las personas poner piña en su comida. Me alegra no tener ese poder. Los presidentes no deberíamos tener poder ilimitado. No quisiera tener este trabajo si pudiera crear leyes para prohibir cosas triviales que no me gustan, ni tampoco quisiera vivir en un país donde las leyes se creen así. Para la pizza, recomiendo marisco".

Un presidente que goza de una enorme popularidad

Desde que fuera elegido el pasado mes de junio como presidente del Gobierno, el que fuera profesor Guðni Th. Jóhannesson, de 47 años, goza de una enorme popularidad en Islandia gracias a su decisión de rechazar un aumento del 20 por ciento de su salario.

Guðni también ha sido aplaudido por donar un 10 por ciento de su salario a la caridad y por convertirse en el primer presidente de país que acude a un desfile del Orgullo Gay. Actualmente, su índice de aceptación en Islandia es del 97 por ciento, obteniendo el beneplácito de la gran mayoría de islandeses.

Cargando