Gobierno y Partido Popular también critican al director de la DGT

  • Tachan a Serrano de “cantamañanas” e “impresentable” por su tuit sarcástico
  • Le han ordenado que “se calle” para no avivar más la polémica
  • Los populares no hablan de “ceses”. Piden esperar a las comparecencias parlamentarias para ver qué explicaciones dan los implicados

Gregorio Serrano, director de Tráfico / ()

Al director general de la DGT le llueven las críticas también desde el Gobierno y desde el PP. En el Ejecutivo hay quien dice que es “un cantamañanas” por poner un tuit en el que se disculpa con sarcasmo. No les ha hecho ninguna gracia que Gregorio Serrano justifique su actuación señalando que estaba pasando el día de Reyes en Sevilla, “una maravillosa ciudad donde funcionan las líneas telefónicas e Internet”. Algunos no entienden que tras dar la cara por él, no se le ocurra otra cosa que empeorar la situación con ese tipo de comentarios. Consideran que así hace bastante difícil esgrimir argumentos para defender su gestión.

EL POLÉMICO TUIT

"Pido disculpas a todos los que estén molestos porque la tarde de la tremenda nevada sobre la AP-6 estaba con mi familia en Sevilla pasando el día de Reyes, una maravillosa ciudad donde funciona las lineas telefónicas e internet"

En las filas conservadoras tampoco ven bien lo que ha hecho. Opinan, en privado, que sus palabras son “impresentables”. Hay diputados que las califican de “desafortunadas”. Otros censuran “su tono chulesco”. No comprenden “su falta de tacto” con los ciudadanos que lo han pasado mal. Además, avisan de que estas polémicas les perjudican mucho. Sobre todo en estos momentos en los que todos deberían dejarse de líos y volcarse en recuperar la iniciativa política. Altos cargos conservadores y barones territoriales están “muy molestos” y, por eso mismo, han elevado sus quejas a la dirección. Con ello, al menos, a Serrano le han ordenado que “se calle”.

Le piden silencio pero no hablan de cese. Para eso se remiten a Mariano Rajoy. Recuerdan que él es de esperar a que amaine la tormenta. En este caso, a las comparecencias parlamentarias. Sostienen que se debe aguardar hasta que vayan a dar explicaciones. Explican que si rueda la cabeza de Serrano,se estará admitiendo cierta culpa y entonces la oposición se lanzará a degüello a por los ministros de Interior y Fomento.

De todos modos, algunos dirigentes están convencidos de que detrás de todo esto se mueven otros intereses. Hay quien se remite a la guerra entre Soraya Sáenz de Santamaría y María Dolores Cospedal para interpretar lo que está sucediendo. Hablan de esos dos sectores que conviven en el Ejecutivo y hay quien apunta que después de las críticas que recibió por Cataluña, ahora la vicepresidenta “contempla entretenida” los apuros por los atraviesa Juan Ignacio Zoido, hombre afín a la ministra de Defensa.

Temas relacionados

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?