Sociedad

Tres trasplantes de pulmón en cinco años: “Ahora puedo bailar, aunque me canso un poco”

Mireia Sitjá es la primera española en pasar tres veces por esta operación, que ha sido dirigida por Alberto Jauregui, jefe de cirugía torácica y trasplante pulmonar del hospital Vall D’Hebron

GRAFCAT2060. BARCELONA, 28/01/2022.- La doctora Laura Romero (d), cirujana del Servicio de Cirugía Torácica y Trasplantes Pulmonar del Hospital del Vall d'Hebrón, pasa consulta a Mireia Sitjà (i), una joven de 24 años, afectada de fibrosis quística, ha sido la primera paciente española en recibir tres trasplantes bipulmonares, todos ellos en menos de seis años y en el Hospital Vall d'Hebron de Barcelona, el centro que más retrasplantes de pulmón ha llevado a cabo en España. EFE/Toni Albir / Toni Albir (EFE)

Madrid

Según Alberto Jauregui, jefe de cirugía torácica y trasplante pulmonar del hospital Vall D’Hebron de Barcelona, es costumbre entre los pacientes trasplantados mandar a los médicos que les asistieron en su operación una foto haciendo lo que más les guste. La de Mireia Mitjá, de 24 años, será bailando. Algo que puede hacer por primera vez en muchos años, aunque reconoce que todavía se cansa un poco.

La Ventana, 16-17h - 28/01/2022

51:46

Compartir

El código iframe se ha copiado en el portapapeles

<iframe src="https://cadenaser.com/embed/audio/460/cadenaser_laventana_20220128_160000_170000/" width="100%" height="360" frameborder="0" allowfullscreen></iframe>

Y es que Mireia no es cualquier trasplantada. Hace unas semanas se convirtió en la primera española en pasar tres veces por el quirófano para una operación de trasplante de pulmón, un hito del que existen muy pocos casos en el mundo. A Mireia le fue diagnosticada una fibrosis quística a los pocos meses de vida. Tras sendos trasplantes en 2016 y 2019, que su cuerpo rechazó, espera que a la tercera vaya la vencida. Por el momento, asegura que se encuentra “muy bien”. “El trasplante ha ido muy bien a pesar de todas las complicaciones que tiene por ser el tercero. La recuperación ha sido bastante rápida. Aún me queda mucho camino, pero ya se nota la mejoría”, añade.

El doctor Jauregui ha dirigido la operación, que duró cuatro horas y media, pero no se olvida del enorme equipo humano que hay detrás de procedimientos como éste. “Todo funciona a la perfección”, explica, “llevo muchos años haciendo operaciones tan complejas como ésta, que son fruto de una cadena humana que es impresionante, pero todavía me sigo sorprendiendo”.

La complejidad del trasplante de pulmón reside en que éste es el único órgano que está en contacto con el exterior mediante la respiración y, en palabras del doctor, “el exterior es muy agresivo”. “Un segundo trasplante aumenta mucho las complicaciones, y un tercero es algo que no se había planteado por el riesgo que existía”, cuenta Jauregui. Es por ello que el porcentaje de rechazo a los pulmones trasplantados es muy alto entre los pacientes. “No hay un tratamiento efectivo a día de hoy. Hay muchas líneas de investigación. Hablamos de años de vida, pero lo importante es la calidad de vida”, añade.

En palabras de Jauregui, “es importante la historia de Mireia, porque la mayoría de la gente nos levantamos por la mañana, llevamos la misma rutina y no nos damos cuenta. Pero para la gente trasplantada cada día es un regalo. Para ellos, la vida es algo que hay que aprovechar desde el principio hasta el final”.

La importancia de los donantes

España es el primer país del mundo en donantes de órganos, lo cual supone algo fundamental para que este tipo de historias se hagan posibles. “Trabajamos con un regalo muy limitado. Si tuviéramos muchos, trasplantaríamos a mucha gente. Hemos de valorar cada caso en particular. Los sanitarios nos dejamos la piel por los pacientes e intentamos hacer lo que esté en nuestras manos por salvarles la vida. Darle tres oportunidades a Mireia es dárselas a una persona con nombres y apellidos y una historia detrás. Si hay una posibilidad, tenemos que intentarlo. Con Mireia y con todas las Mireias de la lista de espera”, explica Jauregui.

Mireia, por su parte, asegura que le ha cogido mucho cariño a todos los doctores y enfermeros del hospital, y que la relación que ha establecido con Jauregui “es muy bonita porque me ha salvado la vida”. Y coincide con su doctor en el factor de los donantes: “Tenemos suerte de ser el país con más donantes porque, si no, esto no sería posible. Sin ellos, no podría estar aquí hablando y respirando”.

 
  • Cadena SER

  •  
Programación
Cadena SER

Hoy por Hoy

Àngels Barceló

Comparte

Compartir desde el minuto: 00:00