Economia y negocios

El Consejero de Agricultura cree que es pronto para la alerta por sequía

Martínez Arroyo apela a la paciencia porque se espera que en las próximas semanas caiga alguna precipitación. En una reunión con productores de lavanda se ha comprometido a elevar un dossier técnico que avale las propiedades naturales de este producto y evite la catalogación como "químico" por parte de la UE

Imagen de archivo del Consejero de Agricultura, Francisco Martínez Arroyo / Junta de Comunidades de CLM

Toledo

El consejero de Agricultura, Agua y Desarrollo Rural de Castilla-La Mancha, Francisco Martínez Arroyo, ha pedido "paciencia" ante la falta de lluvias, ya que a su juicio "todavía hay tiempo de que las lluvias animen a los cereales que necesitan agua".

A preguntas de los medios tras la firma de un convenio con el sector de las plantas aromáticas en Toledo, ha señalado que "aún es pronto para alarmas", confiando en la previsión de "pequeñas lluvias en las próximas semanas", deseando que esta situación de sequía no persista.

Si es así, a juicio del consejero, los cultivos de secano tendrían "problemas", aunque ha señalado que este tipo de cultivos ya están familiarizados con esta falta de lluvias y lo reflejan en la contratación de seguros, porque la sequía ya representa "una cuestión climática permanente". "El sector se tiene que acostumbrar a la realidad. Estamos acostumbrados a la escasez", ha afirmado el consejero.

No obstante, ha recalcado que en Castilla-La Mancha cada gota cuenta, y es una región "capaz de hacer verdaderos milagros" con poca agua, situándose como la comunidad que más tiene localizado el sistema de riego por goteo, con un 63% de superficie agrícola útil que se riega mediante este método, generando "producciones espectaculares" de vino, aceite o plantas aromáticas.

Además, ha recordado que la Confederación Hidrográfica del Guadiana ya aprobó una reducción provisional en el consumo de agua a la expectativa de que se produjeran lluvias en invierno y primavera.

FRENTE COMUN POR LA LAVANDA

La Junta va a colaborar con el sector de la lavanda para defender técnicamente que su aceite esencial no es un químico como se insinúa en el Pacto Verde europeo. La próxima semana habrá una reunión con los ministerios de sanidad y transición ecológica para ver qué se pretende con el nuevo reglamento y cómo se puede contrarrestar. El periodo de consultas finaliza el 16 de abril y a finales de año la Comisión Europea presentará un borrador.

El 60% de la lavanda nacional está en Castilla La Mancha con más de 4.000 hectáreas y más de 200 agricultores dedicados a este cultivo. La asociación que les agrupa ha firmado un convenio con el Instituto Regional de Investigación y Desarrollo Agroalimentario y Forestal para defender esta tesis: "lo que producimos es naturaleza, salud" decía Abelardo Carrillo, presidente del colectivo.

Por otro lado, el Consejero de Agricultura ha anunciado una nueva convocatoria de ayudas para 1.000 hectáreas de este cultivo por valor de medio millón de euros.

Escucha la radioen directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después de la publicidad

En directo

A continuación

Último boletín

Emisoras

Elige una emisora

Compartir

Suscríbete

Tu contenido empezará después de la publicidad