Sociedad

Más de mil pacientes son atendidos en el hospital de Motril con problemas de trastornos del sueño

Esta consulta, ubicada en el área de Neumología, evita a la población de la comarca desplazamientos a Granada

Análisis de los trastornos del sueño en el hospital de Motril

Motril

El Hospital Santa Ana de Motril puso en funcionamiento a principios de 2020 una consulta de Neumología específica para el estudio de la Apnea Obstructiva del Sueño (AOS) en la que se realizan análisis del sueño y se atiende a pacientes diagnosticados con esta patología. Desde su entrada en servicio atiende una media anual de 600 pacientes.

La AOS, es una enfermedad muy frecuente que afecta aproximadamente al 6% de la población adulta y según avanza la edad, la enfermedad aparece con más frecuencia. Se debe a un colapso de la vía aérea superior que afecta a las personas mientras duermen. Este colapso produce una pausa total o parcial del aire que entra y sale de nuestros pulmones, lo que denominamos apneas respiratorias.

Los síntomas más frecuentes son el cansancio intenso e hipersomnia diurna en situaciones activas y pasivas (la tendencia a quedarse dormido en las actividades de la vida cotidiana, incluso mientras conducimos). Esta patología es fácilmente reconocible por la persona que duerme con quien la padece, que relata ronquido muy intenso que finaliza en un silencio absoluto del ruido respiratorio.

Con la puesta en funcionamiento de esta consulta de trastornos del sueño en Motril, el Área de Gestión Sanitaria Sur de Granada ha dado respuesta a un importante número de pacientes que tenían que ser derivados al hospital de referencia en Granada para la realización de dicho estudio y/o tratamiento. Así mismo, y gracias a que el estudio se realiza mediante el análisis de una poligrafía respiratoria domiciliaria, no solo se evitan desplazamientos a la capital sino también ingresos hospitalarios.

Estas mejoras en accesibilidad y confort han sido especialmente importantes en tiempo de pandemia, y ha permitido que 600 pacientes, derivados por sospecha de Apneas Obstructivas (AOS). tanto desde atención primaria como de otras especialidades, accedieran a consulta para estudio de sueño.

Sólo en el primer año de funcionamiento, esto es entre el 1 de febrero de 2020 y el 31 de enero de 2021, se realizaron 511 Poligrafías Respiratorias, de las que 499 fueron domiciliarias. Un total de 340 pacientes fueron diagnosticados de AOS.

Tras el diagnóstico confirmatorio, y en función de la gravedad de la apnea, se ofrecen al paciente varias alternativas de tratamiento. Son fundamentales las llamadas ‘medidas higiénico dietéticas del sueño’: pérdida de peso, abandono del hábito tabáquico, práctica de ejercicio físico y regulación del tiempo de descanso.

El tratamiento habitual es la CPAP. Se trata de una máquina que, a través de una mascarilla por la nariz o nariz y boca, administra al paciente una presión positiva continua de aire sobre la vía aérea superior evitando que ésta se colapse.

De los 340 pacientes diagnosticados de AOS, se prescribió terapia con CPAP a 241

La aplicación del CPAP para tratar la AOS ha demostrado ser eficaz para suprimir las pausas respiratorias, la disminución del oxígeno y los ronquidos, mejorar la calidad del sueño y la somnolencia diurna. Además, de forma indirecta, ha ayudado a reducir el riesgo de accidentes de tráfico y laborales, complicaciones cardiovasculares (ictus e infarto de miocardio) y la mortalidad relacionada con la apnea.

Los factores que predisponen a padecer una AOS son muy variados, entre ellos podemos destacar el exceso de peso, ya que la grasa se acumula especialmente en el cuello, el consumo de alcohol, el hábito tabáquico y los malos hábitos de sueño. Todos ellos son factores que pueden agravar la enfermedad. La posición ‘boca arriba’ para dormir favorece asimismo las pausas respiratorias.

Para poder diagnosticar la enfermedad lo más importante es reconocer las manifestaciones más frecuentes: la existencia de ronquidos intensos y la constatación de que se producen pausas respiratorias durante el sueño, son motivos suficientes para realizar un estudio de sueño que permita registrar las pausas respiratorias y su repercusión en otros órganos.

Escucha la radioen directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después de la publicidad

En directo

A continuación

Último boletín

Emisoras

Elige una emisora

Compartir

Suscríbete

Tu contenido empezará después de la publicidad