Hora 14 Castilla-La ManchaHora 14 Castilla-La Mancha
Sociedad

Preocupación ante una sequía que no da tregua y deja gran parte de la cuenca alta del Guadiana en situación de 'emergencia'

La lluvia no hace acto de presencia desde hace más de mes y medio y los embalses ya se encuentran a un 20 por ciento

Jaraíz (12/02/2022)

30:00

Compartir

El código iframe se ha copiado en el portapapeles

<iframe src="https://cadenaser.com/embed/audio/460/ser_castillalamancha_jaraiz_20220212_073000_080000/" width="100%" height="360" frameborder="0" allowfullscreen></iframe>

Ciudad Real

Situación muy complicada la que vive la la cuenca alta de la Confederación Hidrográfica del Guadiana, la que más territorio abarca en nuestra región, con varias zonas en situación de emergencia por sequía, tanto en embalses como en aguas subterráneas. Pese a estas circunstancias, desde la Confederación Hidrográfica del Guadiana se asegura que el abastecimiento humano está garantizado.

La lluvia lleva sin aparecer por los territorios que abarcan la cuenca alta de Guadiana más de mes y medio, salvo un breve paréntesis en Navidad y en vísperas del Día de Reyes. Una situación de sequía y pocas precipitaciones que, según el presidente de la Confederación Hidrográfica del Guadiana, Samuel Moraleda, es bastante habitual y recurrente en esta zona.

Los pantanos acogidos a esta confederación en nuestra región, un total de 9, se encuentran al 20 por ciento de su capacidad total: almacenan casi 82 hectómetros cúbicos de los casi 400 del total que pueden albergar. El año pasado por estas mismas fechas había 20 hectómetros más de agua. Moraleda no descarta más restricciones en el uso para riego de esta agua embalsada.

En cuanto a las aguas subterráneas, dicen desde la confederación también registran niveles preocupantes y se van a mantener las restricciones que ya se habían impuesto, pero descartan ampliarlas. De las seis unidades territoriales en las que se divide la cuenca alta, cuatro están en emergencia, una en alerta y tan sólo la de Peñarroya se encuentra en cifras normales.

Una de las soluciones para poder paliar esta situación y garantizar el abastecimiento pasan por la construcción de la tubería a la llanura manchega. El primer ramal, el que llegará al corazón de la comarca de La Mancha, espera que esté operativo antes de que termine 2022, pero sin fechas concretas.

El siguiente ramal que se construirá será el que llegue al Campo de Calatrava, una comarca seriamente afectada por la sequía; el embalse del vega del Jabalón se encuentra prácticamente seco, tan sólo tiene un 1 por ciento de agua del total que puede embalsar, y todas las poblaciones se suministran de aguas subterráneas, en total más de 40.000 personas.

Preocupación en el sector agrario

La situación es especialmente "crítica" y "preocupante" en Castilla-La Mancha han señalado fuentes del sector, con una amenaza "real" de echar por tierra los cultivos si no llueve en las próximas semanas, mientras que la ausencia de pastos obliga a alimentar al ganado con piensos y aumenta los costes.

Aunque de momento la situación no está siendo crítica para los cultivos leñosos, como el viñedo o el olivo, empieza a ser muy preocupante para los herbáceos. De manera inmediata, si la lluvia no hace acto de presencia en las próximas semanas, tendrían que hacer aportes de agua extraordinarios para que salgan adelante cultivos muy sociales como son el ajo, la cebolla o los cereales antes del comienzo de la temporada de riego que se inicia en abril.

Los cereales, las leguminosas, las hortofrutícolas y el ajo están en peligro en esas regiones, con especial inquietud en Extremadura por el arroz, donde también se presenta "muy complicada y con restricciones" la campaña de riego, han asegurado desde la Junta, con la Confederación Hidrográfica del Guadiana limitando el uso del agua.

Aseguran desde el sector agrícola y ganadero que la lectura de los niveles piezométricos no se está tomando de manera correcta, por lo que la situación no es la que refleja la Confederación Hidrográfica del Guadiana. Una afirmación, dicen, que se sustenta en el extenso estudio realizado por la Universidad de Castilla-La Mancha a petición de Cooperativas Agro-alimentarias de Castilla-La Mancha en el que se identifican errores e incoherencias los cálculos que se realizan de los recursos disponibles en la cuenca del Alto Guadiana. Por ello, piden contar con estudios rigurosos sobre el potencial de las aguas subterráneas de Castilla-La Mancha por parte de las administraciones.

Limitaciones de riego

El pasado 16 de diciembre La Confederación Hidrográfica del Guadiana celebró la Junta de Gobierno donde aprobaron los regímenes de extracciones de las ocho masas de agua subterránea del Alto Guadiana en Castilla La Mancha. Y según lo previsto, se han reducido las dotaciones para riego en todas ellas para el año 2022.

Se establecieron reducciones de un 10 por ciento de lo que tradicionalmente tiene permitido en los dos grandes acuíferos de la región: Mancha Occidental I y II, la misma bajada que el año pasado. Además, Rus-Valdelobos, que ha tenido un ligero ascenso en los niveles, se ha reducido un 5 por ciento, lo mismo que en el Campo de Calatrava. En cuanto a las de Consuegra-Villacañas y Lillo-Quintanar las bajadas son también del 5 por ciento.

Con respecto a Campo de Montiel se aprobó una extracción máxima anual de 8,74 hectómetros cúbicos, de los que los que entre junio y septiembre sólo se podrán extraer el 66 por ciento del total autorizado, una medida para mantener el equilibrio entre el río y el acuífero y los diversos manantiales.

La única de las masas donde se ha aprobado un aumento de las extracciones es en Sierra de Altomira, por la incidencia de Filomena, y se ha mantenido para leñosos y aumentado para herbáceos.

También se ha recomendado reducir las dotaciones de abastecimiento, domésticos y los usos industriales y ganaderos en un 10 por ciento.

Alto Guadiana

El Alto Guadiana incluye 173 municipios, con una extensión de 25.530 Km2 (más del 32% de la superficie regional), acogiendo 648.000 habitantes (más del 31% de la población regional). La actividad tradicional es la agricultura, suponiendo el 46% de los cultivos, el 52% del regadío y el 64% del sector agroalimentario de Castilla-La Mancha. El regadío es fundamental para los cultivos sociales, que juegan un papel primordial en el ámbito económico, social y territorial de la Cuenca Alta del Guadiana. Además, el tejido empresarial agroalimentario está compuesto en su mayoría por pequeñas empresas de las que dependen muchos trabajadores, y donde se concentran más de la mitad de las cooperativas regionales.

Escucha la radioen directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después de la publicidad

En directo

A continuación

Último boletín

Emisoras

Elige una emisora

Compartir

Suscríbete

Tu contenido empezará después de la publicidad