La VentanaLa Ventana de 18 a 20h
Salud y bienestar

Así es ECMO, el dispositivo que ha salvado la vida a 39 niños

Sylvia Belda, intensivista del Hospital 12 de octubre, se ha asomado a La Ventana para hablar de ECMO, un dispositivo que oxigena y ventila el flujo sanguíneo sin necesidad de los pulmones, que ha salvado la vida a muchos niños

Así es ECMO, el dispositivo que ha salvado la vida a 39 niños

Así es ECMO, el dispositivo que ha salvado la vida a 39 niños

18:06

Compartir

El código iframe se ha copiado en el portapapeles

<iframe src="https://cadenaser.com/embed/audio/460/1645123412716/" width="100%" height="360" frameborder="0" allowfullscreen></iframe>

Madrid

ECMO es una herramienta, de oxigenación por membrana extracorpórea, que ha salvado la vida a muchos niños. No todos los hospitales de España tienen la suerte de contar con ese dispositivo. Por ese motivo, Sylvia Belda y su equipo, conformado por un cirujano, una enfermera perfusionista, una enfermera de la UVI y un intensivista del Hospital madrileño 12 de Octubre, se desplazan fuera de su horario laboral y de manera voluntaria a aquellos lugares en los que los pequeños les necesitan.

La iniciativa surgió hace diez años, cuando también se hizo el primer transporte extracomunitario. "Es una idea que nace de una necesidad", ha afirmado Belda: "La necesidad de que todos los niños tuvieran acceso a todas las oportunidades". La transferencia de las comunidades, ha reconocido Sylvia, complica mucho un servicio que, diez años después, todavía no está regulado ni institucionalizado. Para que el equipo pueda realizar el servicio, debe ser una ambulancia del lugar en el que el paciente está siendo tratado la que recoja al equipo de Belda. Algo que, como ha evidenciado la propia Sylvia, "retrasa mucho el servicio".

Son 39 los niños que el equipo ha salvado a lo largo de sus años de actividad. Diez de ellos en el último año. Belda confiesa que, por desgracia, muchos pacientes desconocen que este servicio existe, lo que compromete su acceso a ECMO. Todavía hay bastantes centros que no cuentan con un ECMO propio.

El final feliz de Lucas

Lucas es uno de esos pequeños a los que ECMO, y por ende el equipo de Sylvia, salvó la vida. Tenía ocho años recién cumplidos cuando se enfrentó a la fría habitación de una UVI, con un linfoma explosivo que le había afectado a muchos órganos hasta provocarle un fracaso pulmonar. "Tuvo una situación muy crítica durante día y medio. Nos dijeron que nos despidiésemos", ha relatado su madre, Helena Aguirre, esta tarde en La Ventana.

Por suerte, la pediatra de Lucas conocía el servicio ECMO y se agarró a él como última opción. Funcionó. Ahora sigue con su tratamiento y, según ha contado su madre, "soñando con que se puede curar".

Helena Aguirre, agradecida a todo el equipo de Sylvia, no ha perdido la oportunidad de criticar la "descentralización" del sistema de salud. "No entiendo que mi hijo pueda fallecer por vivir donde vivimos", ha expresado Aguirre, quien dedica tiempo a que la gente conozca ECMO: "Tiene que haber más Lucas".

Escucha la radioen directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después de la publicidad

En directo

A continuación

Último boletín

Emisoras

Elige una emisora

Compartir

Suscríbete

Tu contenido empezará después de la publicidad